Ambiente relajante en un espacio exterior

Post Type

Ambiente relajante


Tener en tu hogar un espacio relajante al aire libre, donde poder escapar y relajarte después de un duro día de trabajo, sobre todo en temporada de calor, es algo que a la mayoría nos gustaría tener. Por costoso, porque creemos que es complicado o simplemente por pereza, en muchos casos no le ponemos a ese espacio el esfuerzo que merece, sobre todo, porque es más fácil de conseguir de lo que puedes pensar.

Siguiendo algunas sugerencias e ideas sencillas puedes hacer de tu terraza, patio o jardín un espacio especialmente relajante y placentero para el verano.

Una de las primeras cosas que debes hacer es elegir el espacio que quieres transformar y una vez elegido, comienza la planificación para conseguir el aspecto deseado.

Se sabe que el sonido del agua es de los sonidos más relajantes que existe. Una pequeña fuente de agua goteando bloquea el ruido ambiental y despeja la mente, lo que ayuda a la meditación.

Las plantas y flores son otro elemento indispensable para convertir una zona en un espacio relajante y dotarlo de una aromatización natural y dar color.

Plantas como la madreselva o la malva atraerán a las mariposas y abejas, que contribuirán a la reducción de plagas y a la expansión floral, a cambio del alimento que les proporcionan estas especies. Otra variedad que no debe faltar en nuestro rincón relajante es la rosa, cuyo olor es especialmente agradable. El toque especial nos lo pueden dar las plantas aromáticas que, además de perfumar nuestro jardín, lo adornan con sus vistosas floraciones, como ofrece el romero o la lavanda, cuya tonalidad se ha demostrado ser calmante.

Si en cualquier entorno la iluminación es importante, a la hora de ambientar una estancia al aire libre es igual o más importante. Es preferible utilizar elementos que den una luz tenue, de esta forma la sensación de relax será mucho mayor, ya que el lugar de descanso se fundirá con una leve penumbra.

Las antorchas dan resultados excelentes, y es que no hay nada más relajante que tumbarte en una hamaca rodeado de varios de estos elementos. También puedes comprar farolas o luces de suelo.

Los muebles exteriores son importantes si quieres conseguir relajarte, debiendo ser especialmente cómodos, que permitan incluso que puedas tumbarte para tomar el sol, leer un libro e incluso disfrutar de un agradable sueño.

Colocar algunos extras tales como velas, cojines o lámparas harán de nuestro espacio un lugar muy peculiar que invitará a la paz y al descanso. Si además tenemos alguna afición como la pintura, la lectura o la música, podemos incorporar un pequeño espacio donde disfrutar de ella, como hilo musical, una mesita con libros o un caballete en algún rincón tranquilo que te permita dejar volar la imaginación.

Hoy en día existen diferentes estilos, chill out, árabe, minimalista… de modo que se trata de ver con cual de ellos te sientes más identificado y relajado y comenzar a dar forma a tu espacio relajante.

Cada persona es un mundo y cada cual tiende a relajarse de manera diferentes, por lo que es importante adaptar ese espacio a tus demandas y así lograr tu pequeño oasis particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*