Los beneficios de la siesta | Por algo otros países están copiándola

Post Type

Los beneficios de la siesta


La siesta supone, para muchas personas, un momento en el que reponer fuerzas y cargar las pilas para afrontar el resto del día. En cierto modo es así, ya que numerosos estudios han demostrado que la siesta es algo más que un momento de descanso caprichoso, ya que es una actividad altamente beneficiosa para el organismo y la mente.

Una de las últimas instituciones en declarar los beneficios de la siesta ha sido la Agencia Espacial Norteamericana (NASA), quien considera que el tiempo adecuado para una siesta modélica es de 26 minutos.

Ya hace tiempo se hicieron eco los telediarios y la prensa escrita de que muchas empresas japonesas y de otros países estaban incorporando la práctica de la siesta como estrategia de rendimiento de los trabajadores, incluso habilitando salas con camas para hacerla posible de forma fácil y directa.

Mientras que para los adultos la es muy aconsejable, para los niños y los ancianos es fundamental. En los niños menores de 5 años la siesta es una práctica estrictamente necesaria para el desarrollo físico y neurológico; para la tercera edad, la siesta ayuda a aguantar mejor el día y mejorar la calidad de vida.

A continuación vamos a detallar algunos de los beneficios que nos brinda la siesta:

  • Aliviar tensiones físicas. A lo largo de la mañana no paramos de realizar diferentes actividades que nos dejan bastante cansados. Un descanso a la mitad de la jornada nos ayudará a reponernos y recobrar fuerzas para afrontar nuevos retos y seguir adelante con lo que nos resta de día.
  • Buena para el corazón. La siesta nos ayudará a relajar nuestro corazón y hacer que esté más descansado. A la larga conseguiremos eliminar el estrés cardiaco y conseguirá un mejor funcionamiento del mismo. También puede reducir el riesgo de muerte por enfermedades del corazón, especialmente en hombres jóvenes y sanos.
  • Disminuye los niveles de estrés. Una siesta rápida aporta relajación. Un prestigioso estudio reveló que los niveles de las hormonas de estrés son más bajos en las personas que duermen siesta que en las que no la duermen.
  • Aumenta los estados de alerta y la productividad. Tras una siesta te sentirás más enérgico y mejorará tu eficiencia en el trabajo.
  • Mejora la memoria y la concentración. Nos hará estar más predispuestos a realizar actividades que requieran de todos los sentidos.
  • Estimula la creatividad. El descanso y la relajación no sólo son vitales para la salud, también puede potenciar la creatividad. La gente tiende a tener más imaginación tras una noche de buen dormir.
  • Buena para la digestión. Produce una mejora de la digestión (siempre que las comidas no sean muy copiosas) porque relaja los músculos que intervienen en el aparato digestivo.

Eso sí, todos los expertos coinciden que la siesta ha de tomarse en su justa medida ya que cuando se toman siestas demasiado largas se pueden alterar los ciclos de sueño, con el consecuente insomnio durante la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*