Cómo quitar el insomnio | Estrategias

Post Type

Cómo quitar el insomnio


Pocas situaciones son más frustrantes que tumbarnos en la cama y ver cómo pasan los minutos sin podernos dormir. Pero si eres una de las muchas personas que padecen de insomnio, debes saber que la vía más directa para conseguir una noche de sueño es relajarse antes de acostarse. Para conseguir ese fin, te proponemos unos cuantos métodos y consejos que ayudarán a desprenderte del estrés que has acumulado durante el día y con los que podrás empezar a relajarte para conseguir un sueño reparador:

Distráete de la forma que prefieras de las preocupaciones del día, al menos 2 horas antes de acostarse. Prueba a hacer alguna actividad que requiera poco esfuerzo mental: estiramientos, meditación, escuchar música relajante…

No te lleves el trabajo a casa, pero si no tienes otro remedio, no te lo lleves al dormitorio. Trabajar en la cama desencadena la acumulación de la hormona del estrés cortisol, lo que hace que nos cueste conciliar el sueño.

Dale prioridad al sueño. A menudo, quedarse despierto hasta la madrugada puede estresarnos al interrumpirse la restauración que necesita nuestro cuerpo. Piensa en ti y en tus horas de sueño al hacer planes para la noche.

Mantén un ambiente fresco. Cuando la temperatura corporal es elevada, es difícil dormir bien. Es más fácil dormirse cuando la temperatura corporal es baja. Mantén la habitación a una temperatura de unos 20 grados.

Cuida tu cena. Es importante evitar tomar una cena pesada antes de acostarse, ya que puede provocar problemas digestivos. Pero tampoco te vayas a la cama sin cenar porque provocará que amanezcas cansado por pasar tanto tiempo sin alimento: lo mejor es optar por cenas ligeras.

Los enemigos del sueño. Evita el consumo de café, tabaco o alcohol al menos 4 horas antes de irte a la cama. Estas sustancias suelen estimular el sistema nervioso y si las consumes antes de dormir, pueden afectar la calidad de tu sueño.

Respeta tus horarios. Procura acostarte y levantarte siempre a la misma hora. El hábito te ayudará a dormir. No te acuestes ni intentes dormir hasta que no tengas sueño.

Relájate con los sonidos. Sonidos binaurales, una terapia que se ha demostrado que reduce la ansiedad y promueve el sueño. Los tonos binaurales se escuchan a través de unos auriculares. Cada auricular emite un tono ligeramente distinto de su homólogo, con lo que al cerebro llegan dos longitudes de ondas algo diferentes. El cambio es imperceptible para el oído, la función de estos sonidos es cambiar y entrenar las ondas cerebrales para facilitar la relajación y aportar otros beneficios para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*