Insomnio y embarazo | Cómo superar esta combinación

Post Type

Insomnio y embarazo


La presencia de la cada vez más pesada perceptible barriga, los continuos movimientos del bebé, los cambios hormonales que se producen en esta etapa, la ansiedad relacionada con el parto y la inminente maternidad, pueden dificultar el sueño de la embarazada.

Se estima que el 70% de las gestantes padecen algún trastorno del sueño. Se trata de una circunstancia frecuente que no afecta a la salud del feto ni de la madre, pero que provoca que la embarazada se sienta cansada la mayor parte del día.

Si estás embarazada y no consigues conciliar el sueño, toma nota de los hábitos a seguir para dormir mejor:

  • Establece una rutina antes de dormir. Intentar mantener unos horarios regulares para acostarse y levantarse, darse una ducha, hacer algún ejercicio de relajación, tomar un vaso de leche caliente, escuchar música relajante, leer un libro… son acciones sencillas que pueden resultar de gran ayuda para relajarse antes de dormir.
  • Prepara la habitación. La cama sólo debe usarse para dormir, no para ver la tele, ni usar el portátil. Cuenta con un buen colchón y una buena almohada e intenta que haya el menor ruido posible.
  • Alimentación equilibrada. Evita las “comilonas” porque obligan al organismo a realizar una digestión lenta y laboriosa, y también el ayuno porque favorece que te despiertes por la noche debido al hambre. Evita el consumo a últimas horas de la tarde de café, té y refrescos de cola.
  • Hidratación adecuada. La deshidratación favorece el cansancio, por lo que mantenerse bien hidratada evitará esta molestia. En general, las mujeres necesitan tomar alrededor de 2,7 litros de líquidos diarios, pero en el caso de las embarazadas esta cantidad debe ser mayor. Eso sí, bebe poco líquido dos horas antes de acostarte para evitar que tengas que ir al baño en mitad de la noche
  • Dormir más horas. Si tienes que madrugar y durante el día no puedes hacer descansos para dormir, tendrás que plantearte acostarte antes por la noche.
  • Adopta una postura confortable. El peso y dimensiones de la tripa provocan incomodidad e impiden dormir bien durante los últimos meses. Por eso se debe buscar la posición más cómoda. Una de las más aconsejables es tumbarse de lado izquierdo, al ser posible con un cojín entre las piernas. De este modo, se evita que el útero presione el hígado y que los principales vasos sanguíneos se compriman y provoquen edemas.

Si a pesar de estos consejos te despiertas sin poder pegar ojo, intenta no agobiarte. Si no controlas los nervios, te será más complicado volver a conciliar el sueño. Levántate y haz algo relajante en otra habitación, como leer, y cuando te sientas cansada, acuéstate de nuevo.

2 comments

  1. En farmacia me han recomendado un producto natural llamado Dormimoon. Me gustaría que me comentaran algo sobre este producto que venden en las farmacias. Gracias de antemano.

    • Hola Alba,

      Dormimoon se presenta como un producto con ingredientes 100% naturales y de calidad, pensado para favorecer la relajación. Pero desde relajacionsinestres.com no entramos nunca a valorar las propiedades de ningún producto farmacéutico, para ello siempre os aconsejaremos consultar con vuestro médico de cabecera o, en su defecto, si no exige prescripción médica, con los profesionales farmacéuticos, como has hecho tú, ya que ellos son los que pueden ofreceros la información más adecuada en cada caso.

      Esperando que comprendas nuestra política informativa, te animamos a que si finalmente optas por dicho producto y lo deseas, compartas con todos nuestros usuarios tu particular valoración sobre el mismo.

      Y, por supuesto, te deseamos que consigas el descanso que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*