Nanas relajantes | Una técnica infalible para tu bebé

Post Type

Nanas relajantes

Las canciones de cuna, también denominadas nanas, son canciones con un ritmo tranquilo, suave que refuerzan el vínculo afectivo con el bebé, le transmiten cariño y sensación de seguridad, estimulan su desarrollo a nivel cognitivo y emocional y son perfectas para que se relajen antes de dormir, además de tranquilizarlos cuando tienen miedo o les duele algo.

Según diversos estudios, el ritmo monótono de las nanas es similar a los latidos del corazón y por eso relajan y calman el llanto del recién nacido. Se ha comprobado que la frecuencia cardiaca de los bebés disminuye mientras las están escuchando, igual que su ritmo respiratorio, y esto les ayuda a conciliar el sueño o a sentirse mucho mejor cuando están enfermos.

Las nanas tienen ritmo de balanceo, un movimiento que la madre realiza casi inconscientemente mientras canta y que serena al bebé. Aunque a veces pensamos que el pequeño descansa mejor en quietud, nos equivocamos. Se tranquiliza mejor en movimiento. Y de todos los movimientos disponibles, el balanceo es, con diferencia, el que más le relaja. Está demostrado que actúa sobre el sistema nervioso central, además de tener efecto sobre la memoria y la atención.

Consejos para cantar nanas:

  • No te preocupes si desafinas o cantas mal, al bebé lo único que le importa es escuchar tu voz y notar el amor que le transmites.
  • El ritmo melódico de la nana es mejor para el bebé si va acompañado del ritmo físico. Se puede acunar al bebé teniéndolo en brazos, moviendo el cochecito o la cuna, o simplemente acariciándole cuando está tumbado; será como estar de nuevo dentro de la barriga.
  • No hace falta conocer canciones de cuna para cantarlas. Puedes dejarte llevar por la imaginación e inventarlas en el momento. Pero por supuesto, existen libros que pueden darte ideas sobre canciones de cuna.
  • La mayoría de las veces la nana tranquiliza primero a la madre y luego al bebé. Ella, que está cansada o nerviosa porque el pequeño no se duerme, empieza a cantar y es la primera que empieza a liberar endorfinas. Si queremos que se relajen, relajarnos es el primer paso.
  • La voz de los hombres, más grave, es en realidad más tranquilizadora para los bebés que la voz femenina. Por eso, los padres son ideales para cantar nanas.
  • Es recomendable utilizar las nanas para inducir al bebé al sueño, pero no para conseguir que se duerma del todo. El motivo radica en que si le habituamos a dormirse al son de nuestras canciones, cuando se despierte a media noche no será capaz de volver a conciliar el sueño si no le cantamos y por lo tanto impediremos que aprenda a dormirse solo. Por eso, lo mejor es dejar de cantar a nuestro pequeño una vez que haya conseguido relajarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*