Qué hacer para dormir bien

Post Type

Si no sabes qué hacer para dormir bien, este artículo te puede ayudar. Sin duda, dormir bien es fundamental para tu salud y tu bienestar general, siendo también muy beneficioso para tener a punto tu estado de alerta y cuidar tu memoria.

La solución a tus problemas de sueño a menudo se pueden encontrar en tu rutina diaria y desde ese enfoque, a continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a optimizar tus horas de sueño y por ende, a aumentar tu capacidad productiva, a mantener un equilibrio emocional y mental, y a tener energía para afrontar el día:

Paso 1:  Averigua la cantidad de sueño que necesitas:

¿Cuánto sueño es suficiente? Si bien las necesidades de sueño varían de una persona a otra, la mayoría de adultos sanos necesitan, al menos, 8 horas de sueño cada noche para funcionar en su mejor momento.

Paso 2: Mejora tus hábitos previos a la hora de irte a dormir:

  • Evita la cafeína y el alcohol después de cenar (perturban considerablemente el sueño).
  • Evita las comidas pesadas o picantes antes de acostarse. No te acuestes con hambre (un vaso de leche o un poco de yogur con avena pueden ayudar a inducir el sueño).
  • No hagas ejercicio físico dos horas antes de irte a la cama.
  • Haz algún ejercicio de relajación antes de acostarte (de cinco a diez minutos de duración).
  • Date un baño o ducha con agua caliente (puedes añadir algún aceite esencial).
  • No veas muchas horas de televisión, especialmente noticias u otros que te hagan pensar.

Paso 3: Mejora tu entorno para dormir:

  • Utiliza tu dormitorio sólo para dormir (y para las relaciones sexuales).
  • Procura que el dormitorio esté lo más oscuro posible, y si no es posible, utiliza un antifaz (las luces de ambiente dificultan el sueño).
  • Procura que tu zona de descanso sea lo más silenciosa posible (puedes ayudarte de unos tapones).
  • Utiliza un colchón y una almohada lo más cómodos posibles.
  • Mantén tu habitación fresca. La temperatura de la habitación también afecta el sueño. La mayoría de las personas duermen mejor en una habitación algo fría (unos 18° C), con ventilación adecuada. Una habitación a temperaturas extremas puede dificultar un sueño de calidad.

Paso 4: Revisa tus rituales para dormir:

  • Acuéstate a la misma hora cada noche. Elije un momento en el que normalmente sientas cansancio (trata de no romper esta rutina los fines de semana, aunque puedas tener la tentación de trasnochar).
  • Justo en el momento de acostarte, acaba el día con afirmaciones o pensamientos positivos (ayudará a que tus sueños puedan ser más agradables y sin pesadillas).
  • Si no consigues conciliar el sueño en 30 minutos, es aconsejable salir de la cama y hacer alguna otra actividad relajante hasta que sientas que puedes dormirte.
  • Lee algún capítulo de un libro (no relacionado con tu trabajo) o escucha música suave.



Sobre los suplementos para dormir:

Está científicamente demostrado que los siguientes suplementos pueden ayudar a dormir mejor. Salvo que se indique lo contrario, todos se ofrecen en píldoras o cápsulas y se pueden obtener en tiendas de productos naturales y farmacias:

  • Melatonina
  • Valeriana
  • Lúpulo
  • Melisa
  • Pasiflora
  • Manzanilla común
  • etc.

Ponte a probarlo y ¡ Felices sueños !