Tu huerto | Un importante aliado para la relajación y el bienestar

Post Type

Tu huerto


Para muchos, la idea de un huerto se asocia generalmente a un campo o una gran parcela, pensamos que en la ciudad es imposible hacerlo. Pero para tener un pequeño huerto, no se necesita disponer de grandes espacios, con una pequeña terraza o un pequeño espacio de tierra en nuestro patio nos sobra. Además, es una magnífica opción para consumir productos ecológicos y naturales elaborados por uno mismo y para desconectar de la rutina diaria.

El éxito de este nuevo hobby o concepto de vida, está sustentado por sus múltiples beneficios:

  • Pasar tiempo en familia. Cultivar un huerto nos permite tener un espacio para compartir con nuestras familias, donde trabajar juntos, conversar y relajarnos.
  • Comer más frutas y verduras. Al generar nuestras propias verduras nos motiva a colocarlas con mayor frecuencia en nuestra dieta y tener una alimentación más sana y equilibrada.
  • Vivir al aire libre. Tener un huerto es otra opción de ocio dónde los niños pueden mantenerse distraídos alejados de la televisión, videojuegos y ordenadores.
  • Educar a los niños. Tener un huerto en casa es fundamental para que los más pequeños aprendan más de la naturaleza y del ciclo de la vida.
  • Responsabilidad. Para mantener un huerto es necesario establecer las diferentes tareas que hay que realizar y asignarla a los distintos miembros de la familia. Es importante ser constantes y que cada uno se encargue de sus tareas para obtener los resultados esperados.
  • Realizar una actividad relajante. La horticultura puede ser usada como terapia, sobre todo para los adultos, ya que en el huerto se viven momentos tranquilos y silenciosos. Una actividad donde la paciencia y la calma son lo primero y donde las preocupaciones del día a día pasan a un segundo plano.
  • Ahorrar dinero. Con una mínima inversión podemos proveer a nuestra familia de verduras y frutas frescas todo el año.
  • Frescura y sabor. Si tienes un huerto en casa, lo que consumas será fresco y en el punto óptimo de maduración. Además, al comer frutas y verduras directamente de nuestro huerto, estaremos disfrutando de un sabor inigualable y una calidad superior a cualquier producto comprado en el supermercado.
  • Satisfacción personal. Pocas cosas tan sencillas dan tanta satisfacción como el recolectar tu propios alimentos, aquellos que hemos visto crecer y cuidado con atención.

Ya ves todos los beneficios de tener tu propio huerto en casa. Si dispones de una pequeña zona en casa, ya no tienes excusas, sólo falta la voluntad para empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*