La importancia del masaje infantil

Post Type

Las ventajas del masaje infantil tienen, tanto para los niños como para los padres, un alcance mucho más amplio de lo que cabría suponer en un primer momento. Para los niños el masaje es mucho más que una simple experiencia agradable y sensual o un tipo de terapia física. Es una forma de mantener la salud y el bienestar a muchos niveles distintos. Por otra parte, el masaje ayuda a los padres a sentirse útiles y recibir una respuesta también positiva.

La sensibilidad de la piel es una de las funciones más importantes del cuerpo y una de las que se desarrolla en un estadio más temprano. La estimulación cutánea es, de hecho, esencial para un correcto desarrollo orgánico y psicológico.

Tras el nacimiento, el bebé conoce el mundo mediante dos sentidos básicos: el olfato y el tacto. La piel es el mayor y más poderoso sistema de comunicación de que dispone el bebé y, mediante el olfato, es capaz de reconocer a su madre. Es tan importante el tacto para el niño, que el proceso de mielinización neuronal (maduración y fortalecimiento de las conexiones neuronales) se ha relacionado con la estimulación táctil.

Un masaje diario eleva también el umbral de estimulación. Los bebés que tienen dificultades a la hora de manejar la estimulación, van desarrollando una tolerancia gradual. Los niños con un alto grado de exigencias comienzan a saber regular sus respuestas frente a experiencias agotadores, reduciendo así el nivel de tensión desarrollado durante el día. Un masaje regular proporciona a nuestro hijos un programa temprano de prevención contra el estrés que puede resultar útil en los años venideros.

El sistema gastrointestinal al nacimiento es inmaduro. El masaje infantil ayuda a su maduración y lo regula. Puede ser de gran ayuda para cólicos y gases. Estimula el sistema gastrointestinal para que pueda realizar su trabajo y ayudan a liberar tensiones acumuladas

El masaje ayuda al sistema circulatorio y linfático, ayudando al retorno venoso y teniendo un efecto drenante.

El sistema muscular es relajado y tonificado por el masaje, disuelve nudos de tensión física y/o emocional

La práctica del masaje crea vínculos de confianza y amor, es una buena lección de ternura, cariño, apertura y respeto. Todo un bagaje positivo que su hijo se llevará consigo a la vida adulta


Fuente:
Schneider, Vimala. Masaje infantil : guía práctica para la madre y el padre. 2005