Buscar un embarazo y no estresarse en el intento

Post Type

Buscar un embarazo


Muchas parejas, después de unos meses intentando buscar quedarse “embarazadas” sin tener éxito, empiezan a ponerse nerviosas. Surgen miedos, piensan que en los posibles problemas físicos causantes e incluso aumentan las discusiones. Sin embargo, en muchos casos, paradójicamente la clave está en mantener la calma.

Conseguir un embarazo no es algo sencillo. Sólo un 25 por ciento de las mujeres se quedan embarazadas al primer mes; un 60 por ciento después de dos o tres meses y la mayoría (el 85 por ciento) tienen que esperar un año. La especie humana tiene una eficacia reproductiva muy baja; aun en los casos de tener relaciones los días fértiles, las posibilidades de gestación en un ciclo es de tan sólo un 15-25%, es decir, solo 1 de cada 4-5 ciclos en la mujer serán fértiles).

Está comprobado que el estrés, los nervios y la ansiedad son unos de los factores que más dificultan el embarazo. En los periodos de estrés se producen alteraciones hormonales que pueden llegar a inhibir la ovulación o a provocar una sequedad vaginal que impida la producción del moco que facilita e transporte de los espermatozoides. Además, el estrés afecta al hombre que puede ver reducido la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

Algunas buenas ideas para que puedas relajarte y eliminar la ansiedad son:

  • Planifica unas vacaciones. Pide unos días en el trabajo, busca un destino y reserva un hotel. Viajar te distraerá y hará que pienses en otras cosas que no sea la búsqueda del embarazo. Si no puedes hacer un viaje largo, aunque sea tómate un fin de semana para escapar del estrés.
  • Olvídate de plazos. Cuanto más urgente pueda parecer algo, más pausadamente debe tomarse, como dice el refrán: vísteme despacio, que tengo prisa.
  • Realiza alguna nueva actividad. Idiomas, manualidades, gimnasia,… cualquier actividad es buena para que conozcas gente nueva y traiga ideas renovadas a tu mente.
  • Intentar eliminar el estrés de tu vida cotidiana. Salir de casa con tiempo suficiente para ir al trabajo sin empezar el día agobiados o preparar buena parte de la comida de la semana el domingo para así disponer de más tiempo, son dos gestos sencillos que ayudan a la relajación.
  • Práctica alguna técnica relajante como el yoga, el tai chi o la meditación; aprende con un entrenador personal, con un libro o en Internet. Haz técnicas respiratorias o relajaciones musculares. Los masajes también pueden ayudarte.

De todas formas si llevas un año intentando quedarte embarazada y no lo logras, visita a tu médico y hazte una revisión general. Pero no olvides que tener una actitud positiva ayuda a que tu cuerpo y mente estén preparados para el embarazo.

One comment

  1. Muy buen artículo, quisiera aprovechar para compartir un nuevo portal sobre información de Psicología titulado “Novedades en Psicología” en cual abarca artículos de opinión, noticias y enlaces interesantes de las distintas temáticas de Psicología, escritas con un lenguaje claro y sencillo de forma que sea accesible a todo el público. Realizado y editado por el Dr. Juan Moisés de la Serna.
    En concreto, recientemente acabo de publicar un artículo titulado “¿Qué determina el sexo del bebé?”, que puede verlo en el siguiente enlace:
    http://juanmoisesdelaserna.es/psicologia/como-determinar-sexo-del-bebe/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*