Cómo relajarse en un atasco hacia el trabajo

Post Type

Un atasco puede causar estrés, mal humor, ansiedad, nerviosismo…
Muchos conductores nos hemos encontrado alguna vez en un atasco cuando íbamos hacia nuestro trabajo y lo cierto es que a todos, por lo general, la situación nos ha desesperado como mínimo ‘un poco’.

¿Cómo podemos relajarnos ante este tipo de atascos?

Si el atasco es difícil evitar, existen varias opciones y técnicas de relajación que nos pueden evitar el estrés:

    • Escucha música relajante o que te guste especialmente, música que te permita disfrutar del momento. Aunque te parezca una contradicción, lo cierto es que hasta un momento así puede ser disfrutado. Muchas veces la clave está en nuestra predisposición a vivir las cosas de un modo u otro.
    • Procura distraer la mente del hecho negativo en sí y dale la importancia que verdaderamente tiene, no magnificándolo. ¡Ojo! se trata de distraer la mente de la tensión del momento, no la conducción.
    • Controla la respiración: si notas los primeros síntomas de nerviosismo, empieza a llenar de aire los pulmones profundamente, para luego ir soltándolo muy poco a poco (realiza este ejercicio 8 veces y verás cómo relajas y tu ritmo cardíaco baja).
    • Puedes aprovechar los momentos que el tráfico está totalmente parado para realizar ejercicios de cuello, haciendo círculos amplios y muy lentos, para estirar bien toda esa zona.
    • Sin distraerte de la conducción, aprovechando igualmente los momentos en los que el tráfico está totalmente parado, piensa en positivo, saca lo positivo al momento, a lo que ves por el cristal, al día que comienza, al cielo que se contempla e incluso ríete de la circunstancia.

Al final, la circunstancia está ahí, no vas a apartar los coches con la mente, pero si puedes hacer que tú estés por encima de la circunstancia, pués el estrés es el resultado del modo en que afrontas la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*