Los asuntos familiares generan más estrés a las madres trabajadoras

Post Type

Asuntos familiares y el estrés


Por mucho que nos empeñemos, la igualdad de sexos en la relación ‘hogar + familia + trabajo’ aún tiene diferencias, en algunos casos establecidas y en otros innatas. Bien es cierto que esas diferencias se van reduciendo, pero la inercia también juega su papel.

Aunque tanto las madres como los padres trabajadores tienen las mismas probabilidades de pensar en los asuntos familiares a lo largo del día, dicho trabajo mental, que va asociado con un aumento del estrés y las emociones negativas, todavía afecta más ellas, según concluye un nuevo estudio que se presenta en la 108ª reunión anual de la Asociación Americana de Sociología, que se ha celebrado este fin de semana en Nueva York (Estados Unidos).

Supongo que porque las madres tienen la responsabilidad principal del cuidado de los niños y la vida familiar, cuando piensan en los asuntos de familia, tienden a pensar en los aspectos menos agradables, como el tener que ir a recoger al niño de la guardería o tener que programar una cita con el médico para un niño enfermo, por lo que son más propensas a estar preocupadas.

Shira Offer *

El estudio se basa en datos de ‘500 family study‘, una investigación multimétodo sobre las experiencias de familias trabajadoras de clase media, de familias que viven en ocho comunidades urbanas y suburbanas en Estados Unidos. La mayoría de los padres tienen educación alta, ocupaciones profesionales y trabajan, en promedio, más horas y aportan unas ganancias más altas que las familias de clase media en otras muestras representativas a nivel nacional.

En general, los autores encontraron que este trabajo intelectual llevado a cabo por los padres, es de aproximadamente 29 horas semanales para las madres y de 24 horas para los padres (vienen a gastar alrededor del 30% del tiempo de su trabajo intelectual en pensar sobre los asuntos familiares).

Esperaba que la brecha de género en el trabajo intelectual, especialmente aquellos aspectos que están relacionados con la familia, iba ser mucho más grande. Lo que mi investigación muestra es que en realidad las diferencias de género en el trabajo mental son más una cuestión de calidad que la cantidad.

Shira Offer *

Pensar en las cuestiones familiares afectó negativamente en el bienestar de las madres, pero no de los padres, según la directora del estudio, quien cree que las expectativas sociales empujan a las madres a asumir el papel de administradoras del hogar y llevarlas a abordar de manera desproporcionada los aspectos menos agradables de cuidado de la familia.

Creo que lo que hace de este tipo de trabajo intelectual una experiencia negativa y estresante para las madres en general sólo es que ellas son las juzgadas y consideradas responsables de las cuestiones relacionadas con la familia.

Shira Offer *

* Shira Offer: autora del estudio y profesora asistente en el Dpto. de Sociología y Antropología de la Universidad de Bar-Ilan (Israel).


Fuente: Europa Press