Bruxismo por estrés | Una de las muchas consecuencias de estar estresados

Post Type

Bruxismo por estrés


Se llama bruxismo al hecho de apretar los dientes (unir fuertemente los dientes superiores con los inferiores) o al hecho de hacerlos rechinar (deslizar o frotar los dientes superiores con los inferiores).

Se estima que entre el 10 y el 20 por ciento de la población sufre bruxismo, cuyas consecuencias incluye problemas musculares de cara, cabeza y cuello, así como dolores de oído.

Aunque el bruxismo se debe en algunas ocasiones a defectos físicos que ocasionan un cierre irregular de la dentadura, la aparición de muelas del juicio o un deficiente aparato de ortodoncia, la mayoría de los casos se debe a tensión emocional, estrés o ansiedad.

Viviendo momentos difíciles que hacen que las posibilidades de sufrir bruxismo aumenten de forma significativa debido a que dichas circunstancias crean inseguridad y estrés a muchas personas.

No siempre hay un patrón común en lo que respecta a los síntomas pero, en general, las personas que padecen bruxismo pueden tener determinados problemas asociados con esta patología, como pueden ser: dolor o inflamación en la mandíbula, dolor de oído, sensibilidad dental, dolor de cabeza, rigidez muscular, pérdida de dientes, insomnio o ansiedad y estrés.

Para ayudar a aliviar estos problemas, hay muchas medidas que se pueden hacer desde casa, como pueden ser:

  • Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados
  • Evitar comer alimentos duros
  • Tomar mucha agua todos los días
  • Dormir bien. Esto lo podemos conseguir, por ejemplo, tomando una ducha antes o evitando el café y el alcohol justo antes de acostarse
  • Aprender ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos para ayudar a recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular a cada lado de la cabeza
  • Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara
  • Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día para hacer de la relajación facial un hábito
  • Aprender técnicas de relajación que ayuden a la persona a sobrellevar el estrés

En los casos en que el problema es tan severo que ya ha causado daños irreversibles a los dientes, se puede ayudar al afectado con una férula, que evita que los dientes superiores e inferiores contacten entre sí durante los periodos de bruxismo nocturno.