Combatir el estrés laboral con ejercicios sencillos

Post Type

El estrés es uno de los males más comunes en el ámbito del trabajo. En los últimos años, el ritmo, la crisis económica y las presiones a las que estamos sometidos en nuestro trabajo, hacen del estrés laboral una de las patologías más en auge.

El estrés, además de ansiedad, puede producir enfado, irritabilidad, tristeza e incluso depresión. También a nivel físico puede provocarnos agotamiento, falta de rendimiento, problemas cardíacos… entre otros.

Por estos motivos y teniendo en cuenta el tiempo que pasamos trabajando, evitar el estrés laboral debe ser uno de nuestros principales objetivos.

A continuación te damos algunos ejercicios que puedes realizar para combatir el estrés laboral. Los ejercicios que proponemos son fáciles de hacer y se pueden realizar en la oficina, pero también en el ascensor o incluso en el coche de camino al trabajo (aprovechando por ejemplo, los semáforos):

  1. Tienes que empezar por relajar el cuerpo, para que te sientas más descontracturado y así estés más relajado.
  2. Para relajar el cuello y la nuca: rota suavemente la cabeza en forma de círculos, hacia un lado y hacia el otro. Inclina la cabeza apoyándola en un hombro y en el otro.
  3. Para relajar brazos y espalda: ponte de pie y estira tus brazos sobre tu cabeza. Inclínate hacia atrás y deja que tu columna vertebral forme una especie de arco. Regresa a la posición inicial.
  4. Para relajar las manos: rota las muñecas hacia un lado y hacia al otro y salpica las manos (con un movimiento rápido) como si las estuviéramos secando .
  5. Para relajar cintura y músculos lumbares: ponte de pie y estira tus brazos sobre tu cabeza. Inclina tu cuerpo hacia la derecha y deja que tu mano izquierda se deslice sobre el brazo derecho. Regresa a la posición inicial y repite inclinando hacia la izquierda.
  6. Para relajar las piernas: sentado en una silla, estirar las piernas, contraer y extender los pies y rotar los tobillos en forma de círculos hacia un lado y hacia el otro.
  7. Para relajar la columna: sentado en una silla, lleva la columna hacia delante, poniendo la cabeza lo más cercana a las piernas y dejando caer los brazos.

No lo dudes, dedicas el suficiente tiempo al trabajo como para tomarte en serio que la relación física y mental son esenciales tanto para rendir como para que no te afecte más allá de tu vida laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*