Estado anímico | Alimentos que lo mejoran

Post Type

Comer es uno de los mayores placeres de la vida, y siempre que es posible comemos alimentos que nos gustan, evitando aquellos que no nos gustan. Cuando nos encontramos mal o con estado anímico bajo, tendemos a recurrir a alimentos ricos en grasas que nos suben los niveles de hormonas del estrés.

Aunque en cantidades moderadas, ciertos alimentos como el chocolate o aquellos que contienen cafeína, hasta pueden aumentar el estado de concentración y mejorar tu rendimiento. Pero en exceso, este tipo de alimentos pueden provocarte ansiedad, depresión, nerviosismo e insomnio.

El azúcar no tiene demasiadas propiedades positivas, salvo su maravilloso poder de acentuar el sabor a otros muchos alimentos. Pero carece de nutrientes esenciales. Se sabe que aumenta la inflamación y sólo proporciona energía a muy corto plazo. Demasiado azúcar puede provocar irritabilidad, falta de concentración y depresión. Lo mejor es intentar evitar el azúcar, pero si no puedes, intenta que tu nivel de azúcar en sangre sea constante y para ello puedes empezar por evitar utilizarlo como estimulante (hablamos de azúcar también en forma de pasteles y bollería, ciertas bebidas refrescantes… y siempre que su consumo recurrente).

Algunas sustancias como la vitamina B6, el magnesio, el ácido fólico y la vitamina B12 son esenciales para favorecer la producción de serotonina. Otras sustancias favorecen el buen estado de ánimo y disminuyen el nerviosismo, como la vitamina C. El zinc es básico para el estrés, porque invierte algunos efectos negativos tales como la mala absorción, la diarrea y la intolerancia a la glucosa. Algunos de los signos de deficiencia de zinc son la apatía, la irritabilidad, un número bajo de espermatozoides, la pérdida generalizada de cabello, una piel áspera y seca, el hipotiroidismo y la disminución del sentido del olfato.

Algunos de los siguientes alimentos destacan por sus propiedades para elevar nuestro estado de ánimo:

  • Avena: te puede ayudar si estás irritable y de mal humor. Es rica en fibra soluble, lo que te ayudará a regular los niveles de azúcar en sangre, al retrasar su absorción. Otros alimentos ricos en fibra soluble son las judías, los guisantes, la cebada, los cítricos, las fresas y las manzanas.
  • Nueces: aportan una importante cantidad de selenio, mineral que aumenta la energía y disminuye la ansiedad (con tan sólo comer un puñado de nueces al día). Además, las nueces son una excelente fuente de ácidos grasos omega 3, un tipo de grasa muy necesaria para las neuronas cerebrales y para que los neurotransmisores que levantan el estado de ánimo funcionen adecuadamente. Otros alimentos ricos en omega 3 son el salmón, las sardinas, y los huevos.
  • Espinacas y legumbres: son fuente de folato, una vitamina B considerada esencial para el estado de ánimo y el buen funcionamiento de las neuronas del cerebro. Un estudio reciente demostró que el 30% de los pacientes deprimidos tienen deficiencia de este elemento.

Si no te ves capaz de controlar lo que comes y tu estado anímico está bajo, no dudes en ponerte en manos de un nutricionista para que te ayude a gestionar tu alimentación de cara a favorecer tu ánimo y otros muchos beneficios internos.