Factores de la personalidad | Su importancia a la hora de enfrentarse al estrés

Post Type

Factores de Personalidad | Estrés


Normalmente el modo de atender diversas situaciones de estrés depende de la personalidad propia de cada persona, ya que en un momento clave, cada individuo puede reaccionar de forma diferente, en base también a multitud de circunstancias vividas en el pasado y en el presente.

Un instante estresante puede ser percibido por algunos como una oportunidad, mientras que para otros puede resultar un problema e incluso para otros una situación cotidiana que no les afectará.

Son muchas las investigaciones centradas en conocer la relación entre el binomio estrés-personalidad. Algunas de ellas han detectado un tipo de personalidad que es considerada de Tipo A y que está relacionada directamente con el estrés, de la que podemos destacar algunas características:

  • Personas con muchas energía, vitalidad, agresivas, ansiosas con el logro, impacientes y con tendencia a dirigir.
  • Las metas altas son sus objetivos y para conseguirlos apuestan por la perfección excedida.
  • No ven más allá en su vida que el trabajo, considerándolo el epicentro de su vida.
  • Los movimientos que realizan cuando andan, hablan u hacen otro tipo de actividades suelen ser rápidos, por lo que están constantemente estresados sin relajarse.
  • El tiempo es su máxima preocupación, nunca encuentran el necesario para hacer todo lo que tienen planeado y organizado.
  • Usualmente, parecen incómodos cuando no hacen nada más que una tarea. Este tipo de personas, por regla general, no se sienten bien cuando se quedan sin realizar ninguna actividad.

Algunas recomendaciones ante este tipo de comportamiento pueden ser: controlarse en los momentos de espera, escuchar sin interrumpir al otro interlocutor, crear en la vivienda un espacio especial de retiro, encontrar actividades que rebajen el nivel intenso de actividad y planificar bien el tiempo libre.

Puede ser que vosotros, nuestros lectores, no os sintáis identificados con todos los rasgos del tipo de personalidad A, pero sí que encontrareis en vosotros comportamientos que os gustaría cambiar de cara a futuras situaciones estresantes que puedan presentarse. Para llevar a cabo este cambio de actitud, son recomendables las reacciones que creáis necesarias cambiar en el momento que aparece un comportamiento no deseado.

Cuando se dan estas respuestas indeseadas, no se pueden cambiar en un inicio, pero si os daréis cuenta de que ese tipo de respuesta ha aparecido y que deseáis cambiarla. Con paciencia, seréis capaces de identificar los momentos estresantes que os hacen actuar de manera indeseada y podréis cambiarlos por condiciones y acciones nuevas que vosotros mismos os propongáis.