Panax Ginseng | Propiedades

Post Type

El ginseng (Panax ginseng) es una de las plantas medicinales que el hombre consume desde hace más tiempo. Su utilización es muy relevante en la medicina tradicional china y, según algunos autores, su conocimiento se remonta a 5.000 años atrás.

Son 3 tipos de ginseng los que se encuentran para consumo y todos ellos ofrecen múltiples beneficios, siendo el más conocido de todos es el ginseng coreano (blanco, marrón y rojo). Los otros son el ginseng siberiano y el ginseng americano.

Los beneficios del ginseng se relacionan, fundamentalmente, con la rica composición de su raíz, que concentra gran parte de los nutrientes necesarios para el organismo, tales como minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Cuanto más antigua sea la raíz de ginseng, más propiedades terapéuticas tiene y más principios activos almacena. Hay que tener en cuenta que para recolectar la raíz, tiene que pasar un periodo de al menos 6 años.

Si te planteas tomar panax ginseng, propiedades interesantes y numerosas se listan a continuación para que veas qué completa es esta raíz:

  • Mejora la agilidad y la concentración
  • Combate la fatiga mental y física
  • Permite controlar la diabetes, al disminuir el nivel de azúcar en la sangre
  • Mejora la digestión
  • Fortalece y tonifica el sistema circulatorio y cardiovascular
  • Baja los niveles de colesterol
  • Incrementa la potencia sexual
  • Estimula el sistema inmunológico y nervioso
  • Es un poderoso antioxidante que retarda el envejecimiento celular y mejora la elasticidad de la piel
  • Combate de manera eficaz el estrés y el insomnio
  • Incrementa la producción de glóbulos rojos previniendo anemias

Lo más frecuente es tomarla en formas dosificadas, como comprimidos o cápsulas, siguiéndose siempre las pautas de dosificación marcadas por el fabricante. También se puede encontrar en forma de infusión y aunque su sabor es agradable, como mucho se puede tomar de 1 a 2 gramos al día (nunca más), repartidos en dos o tres infusiones.

Sin embargo, el ginseng también tiene contraindicaciones: un consumo excesivo, durante periodos prolongados, puede presentar efectos secundarios tales como ansiedad, nerviosismo, insomnio, dolores estomacales, migrañas o tensión muscular. Por ello, como siempre, para una correcta toma, y evitarte estos efectos secundarios no dudes consultar antes a tu médico.