Ansiedad y Alimentación | Qué la favorece

Post Type

Ansiedad y Alimentación


La ansiedad es un mal que hoy en día afecta a muchas personas, en gran parte debido al ritmo de vida que llevamos. Para combatirla es necesario tomar una serie de medidas y una de ellas es cuidar nuestra alimentación.

La ansiedad es un trastorno que empieza afectando a la mente, pero también puede tener repercusión sobre diversos órganos del cuerpo, pudiendo llegar a producir taquicardias o problemas estomacales, entre otros.

Como ya sabemos, los alimentos tienen una acción decisiva sobre nuestra salud y en el caso de la ansiedad, esto cobra mayor importancia, si cabe. Existe una serie de alimentos que favorecen el aumento de la ansiedad, destacando los llamados estimulantes.

A continuación te listamos algunos de esos alimentos que consumidos en exceso, pueden causarnos o favorecer la temida ansiedad:

  • Estimulantes (café, té, refrescos con cafeína y alcohol): El estimulante de consumo más frecuente es la cafeína, presente en el café y en algunas bebidas de cola. La cafeína desencadena la liberación de adrenalina, al igual que lo hace el estrés. No se recomienda tomar más de 100 miligramos/día de cafeína. Esto equivale a una taza de café o dos bebidas de cola. La teína, presente en el té, tiene también efectos estimulantes. El alcohol desequilibra el sistema nervioso central, lo que hace que se pierda el control, además de provocar que nuestro cuerpo produzca hormonas que causan estrés, depresión y ansiedad. Si tienes problemas de ansiedad, lo mejor es optar por el café descafeinado, los refrescos sin cafeína o las infusiones sin estimulantes.
  • Sal: La sal disminuye las reservas de potasio del cuerpo, un mineral muy importante para el apropiado funcionamiento del sistema nervioso. La sal puede aumentar la presión sanguínea, poniendo a prueba el corazón y arterias. Se recomienda no exceder el consumo de un gramo de sal al día.
  • Azúcar: El azúcar no contiene nutrientes esenciales, suministra una fuerte dosis de energía inmediata para el cuerpo, que a veces puede ser excesiva e innecesaria. El consumo excesivo de azúcar puede causar disfunciones crónicas en el metabolismo. Es más, sustituir el azúcar por edulcorantes artificiales también puede provocar/favorecer la ansiedad y otros problemas de salud, si se consumen en exceso.

Ahora que ya lo sabes, ¡evita el abuso de estos alimentos!, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán y no sólo a efectos de la ansiedad.