Alteraciones de la piel como consecuencia del estrés

Post Type

Alteraciones de la piel | Estrés


La piel y el sistema nervioso están estrechamente relacionados. De ahí que nuestro órgano más grande, la piel, también achaque las consecuencias generadas por el estrés, la angustia o el cansancio. Tanto si estamos estresados como si somos felices, la piel lo refleja.

El estrés produce desequilibrios hormonales, las hormonas del estrés son el cortisol y la adrenalina. Este desequilibrio produce también el desequilibrio hormonal de otro tipo de hormonas como los estrógenos y la testosterona, las cuales afectan directamente a la piel.

Muchas enfermedades de la piel surgen, o se agravan, en presencia de cuadros de estrés, ansiedad o depresión. Además, puede darse el caso opuesto: hay enfermedades psicológicas causadas por enfermedades de la piel, como la inseguridad o las depresiones en personas que sufren de acné severo o de alopecia.

Algunas de las reacciones más comunes de la piel al estrés son:

Acné . Cuando estamos nerviosos o estresados nuestro cuerpo produce más cortisol y otras hormonas, lo cual comunica a las glándulas sebáceas a producir más grasa, lo que provoca acné y otros padecimientos.
 Urticaria . Aunque la causa de la urticaria no siempre es conocida, usualmente se produce al liberar nuestro cuerpo histamina y ésta en ocasiones en la respuesta del cuerpo al estrés.
 Ojeras y rojeces . El cansancio también actúa sobre el aspecto de la piel, con lo cual aparecen ojeras y rojeces, la piel está más rugosa y pierde luminosidad y frescor.
 Arrugas . El estrés contribuye a la microinflamación de la piel, la irrita y reduce sus defensas frente al sol.
 Flacidez cutánea . La flacidez cutánea también puede ser causada por el estrés. Cuando no se duerme suficiente, o no se bebe suficiente agua, la piel se vuelve flácida y pierde su tono.
 Caída del cabello, caspa y canas . Situaciones estresantes a largo plazo pueden provocar un tipo de alopecia denominada areata o incluso caspa, debido al exceso de sebo en el cuero cabelludo. También el estrés es capaz de volver el pelo blanco a través de los daños que causa en las células madre de los folículos pilosos.
 Sudor excesivo . La descarga de adrenalina que provoca una situación estresante, puede provocar la hiperhidrosis.
 Herpes bucales . Una situación estresante puede hacer despertar los virus latentes al hacer disminuir el sistema defensivo del organismo.
Por último, el estrés también puede  empeorar problemas en la piel ya existentes como la psoriasis, la rosácea o los eczemas.

Está claro que no hay mejor truco de belleza que estar relajado.