Niveles de estrés | ¿En qué países están más altos?

Post Type

Niveles de estrés


De acuerdo con un estudio publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), hoy en día existen diversos factores que generan estrés entre la sociedad, entre los que destacan la economía, el desempleo, los costes de la vida, la salud, la contaminación y la violencia.

Además, los aspectos personales como el ambiente de trabajo, el entorno familiar o el círculo de amistades también influyen directamente en nuestro estado de ánimo.

Un estudio llevado a cabo por el International Business Report (IBR) de Grant Thornton, dice que los países con mayor nivel de estrés en términos generales son:

  1. China con 76%
  2. México con 74%
  3. Turquía con 72%
  4. Vietnam con 72%
  5. Grecia con 68%

En materia laboral, la crisis económica que acontece a nivel mundial (más centrada en Europa y sobre todo, en los países mediterráneos), combinada con la incertidumbre respecto a la evolución futura de la economía, hace que España sea uno de los países con los niveles de estrés más elevados entre la población trabajadora.

Según un reciente estudio, un 74% de los españoles afirma estar preocupado por el estado de su economía a largo plazo, mientras que en el resto de países europeos la preocupación es bastante menor, con un 52% de media. Esta situación está provocando que prácticamente la mitad de la población, un 49%, sufra excesiva presión en su trabajo, lo que conlleva un mayor índice de estrés.

Estos datos reafirman que tanto en España como en el resto de Europa, empleadores y empleados se sienten “estancados” y estresados, ante una visión pesimista del mercado laboral, por trabajar demasiadas horas y por la escasez de oportunidades de progresar profesionalmente en su empresa o en otra.

Un último sondeo, elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, señala que más de la mitad de los trabajadores consideran que el estrés laboral es habitual en su lugar de trabajo, siendo las mujeres y el personal sanitario los más afectados.

También se apunta desde este sondeo que hay una diferencia notable entre los países del sur y del norte de Europa. En Dinamarca, Finlandia e incluso en los Países Bajos las políticas para el control del estrés y de las capacidades laborales están mejor gestionadas que en el resto de países.