Aquafitness, aquafit o aquagym | ¿Qué es?

Post Type

¿Qué es aquafitness?


El aquafitness o aquagym es una actividad que busca el acondicionamiento físico general y consiste en unir gimnasia, música dinámica y una piscina. En una sesión de aquafitness se realiza un trabajo muy completo: tonificación muscular, entrenamiento cardiovascular, control corporal y estiramientos.

Se trata de una disciplina indicada para toda clase de gente, sin límites de edad o nivel de condición física: lo pueden practicar incluso las embarazadas o las personas con alguna lesión que les dificulte trabajar fuera del agua, ya que las actividades en el agua permiten llevar a cabo un entrenamiento corporal controlado gracias al aumento de la resistencia del agua que reduce el impacto en músculos y articulaciones.

La peculiaridad de ejercitarse en una piscina es que en el agua cada uno ajusta el esfuerzo según sus características y objetivos personales. Para practicar aquafitness no es necesario saber nadar, ni siquiera meter la cabeza en el agua. Nos permite realizar con relativa facilidad ejercicios que fuera del agua puede que nos resultase imposible llevar a cabo.

La temperatura del agua oscila entre los 28 y los 32 grados centígrados, lo que ayuda a nivelar nuestra propia temperatura corporal, contribuyendo a nuestro confort a la hora de practicar las distintas actividades. En cuanto a la profundidad de la piscina, puede variar, aunque por lo general se realiza en piscinas de poca profundidad. A pesar de ello, lo idóneo es que tenga distintas profundidades para poder alternar ejercicios de impacto y de no impacto en el mismo sitio.

Los beneficios de la práctica de esta actividad son:

  • Reducción de peso. Se queman más calorías en al agua que en el suelo debido a que el cuerpo tiene que trabajar más para regular el calor perdido del cuerpo, ya que la temperatura es más baja en el agua que en el aire. El cuerpo está permanentemente ocupado en evitar que la temperatura del cuerpo baje drásticamente y esto quema calorías extras
  • Aumenta la resistencia física y la fuerza de los músculos, que a su vez se traduce en un metabolismo óptimo
  • Mejora la flexibilidad, coordinación, agilidad y el equilibrio
  • Beneficios cardiovasculares. Por la presión hidrostática, mejora la circulación y la oxigenación sanguínea
  • Reduce el dolor. Personas con problemas de salud como artritis, dolor de espalda o lesiones en tejidos blandos y articulaciones, empiezan a notar mejoría después de un par de sesiones
  • Al ser practicada en grupo y con acompañamiento musical, favorece a reducir el estrés, relajar la tensión acumulada y mejora el bienestar general por su potencial socializador
  • Favorece la relajación y los hábitos de sueño