Beneficios de la natación, para cuerpo y mente

Post Type

Beneficios de la natación


Entre los beneficios de la mayoría de las actividades físicas, se han de destacar los beneficios de la natación. El hecho de ser un ejercicio sin impactos, el gran desarrollo aeróbico y la implicación de todos los grandes grupos musculares convierten a esta actividad en una de las más completas.

La natación también aporta seguridad y gracias a la sencillez de su práctica, se trata de una actividad que puede ser practicada por la mayoría de personas, incluso aquellas que por distintos motivos, no pueden practicar otros deportes.

El poder de la natación, llevado a su máxima expresión, lo hemos podido ver en algunos deportistas de élite, como es el caso de la medallista española Mireia Belmonte, a quien de pequeña le diagnosticaron escoliosis, un problema de espalda que puede acarrear serias consecuencias. Los doctores recomendaron a Mireia la práctica de la natación para intentar corregir su escoliosis. Años después, resulta que Mireia no sólo solucionó sus problemas de espalda sino que se ha convertido en una de las mejores nadadoras de Europa.

Es por ello que queremos detallarte algunos de los beneficios de la natación desde el punto de vista físico:

  • El corazón se muscula, se fortalece y pierde la grasa que lo rodea. Por lo que cada latido se hace más potente y puede trasladar más sangre al resto del organismo. Como resultado se produce una bajada de la frecuencia cardiaca en reposo
  • Estimula la circulación sanguínea y reduce la tensión arterial
  • Permite mayor capacidad pulmonar y limpia nuestros pulmones
  • Desarrolla la mayor parte de grupos musculares de nuestro cuerpo. Los músculos aumentan de tamaño haciéndose más fuertes y resistentes a lesiones.
  • Mejora la postura corporal y desarrolla la flexibilidad
  • Ayuda a mantener un peso saludable gracias a la gran quema de calorías que se consume durante su práctica

Además, se ha comprobado que también existen beneficios de la natación a nivel psicológico:

  • Genera estados de ánimo positivos
  • Favorece la autoestima
  • Mayor sensación de bienestar
  • Reduce el estrés y mejora los estados de ansiedad
  • Aumento del nivel de energía
  • Ayuda a dejar momentáneamente la mente “en blanco” y olvidarnos de los problemas diarios