Hacer ejercicio embarazada | Muchas son las razones y los beneficios

Post Type

Hacer ejercicio embarazada


Durante el embarazo la práctica de ejercicio de baja y media intensidad es muy importante para mantenerse en forma y prepararse para el momento del parto. Los paseos diarios, la natación o la gimnasia suave son perfectos para tonificar los músculos, activar la circulación y favorecer la función respiratoria.

Numerosos estudios han demostrado que el ejercicio moderado de tipo aeróbico, así como la participación en deportes durante el embarazo, pueden ofrecer ventajas para la salud. Incluso existen opiniones a favor de que esos beneficios se mantienen tras el parto.

Algunos de los beneficios que se ofrece la práctica del ejercicio durante el embarazo son:

  • Activa la circulación sanguínea
  • Como consecuencia del anterior, se produce una mejora la oxigenación fetal
  • Previene la dificultad circulatoria que favorece la aparición de varices y provoca que se duerman las manos y los pies
  • Fortalece los grupos musculares que se van a ver más solicitados por el aumento de volumen del pecho y el abdomen
  • Como consecuencia del anterior, se previene la aparición de molestias musculares producidas por el aumento del volumen abdominal
  • Reduce los riesgos de diabetes gestacional, que suele aparecer en mujeres embarazadas y desaparecer al culminar este período
  • Controla nuestro peso, de forma que no superemos los 12 kilos al final del embarazo
  • Evita la pérdida de fuerza y resistencia muscular, lo que permite que la embarazada se mantenga menos pesada, más ágil y menos cansada
  • Ayuda a mantener una actitud postural correcta
  • Sirve de preparación para el parto
  • Favorece la autoestima y confianza en una misma, como fruto del control corporal
  • Ayuda a dormir mejor, ya que se alivia el estrés y la ansiedad
  • Aumenta el flujo sanguíneo hacia la piel, otorgándole un aspecto más fresco y saludable
  • Acorta el tiempo de hospitalización postparto y reduce el número de cesáreas
  • Facilita, tras el parto, una recuperación más rápida del estado de forma

Es importante que durante este período, la embarazada comente sus planes de hacer ejercicio con el médico. El nivel de ejercicio recomendado dependerá, en parte, del estado de ánimo y del estado físico de la futura mama antes del embarazo.