Hidropilates | Los beneficios del pilates junto a los del agua

Post Type

Hidropilates


En el año 2000, un profesor de gimnasia estadounidense pensó que mezclar algo tan bueno como los ejercicios del método pilates con las propiedades del agua, sólo podía dar buenos resultados. Así nació el hidropilates y actualmente se practica en muchos centros deportivos de todo el mundo.

Se trata de hacer ejercicios propios del pilates dentro del agua. En ocasiones, con ayuda de rulos y flotadores. La intensidad es mucho más suave que la del pilates de suelo o de máquinas, y es bastante más sencillo mantener posturas básicas. Por estos motivos es ideal para personas que no pueden realizar pilates en el suelo, ya que en la piscina encontrarán más seguridad.

Todos los ejercicios de pilates son realizados en el agua adaptándolos y agregando otros para la flotación y así facilitar los movimientos en el agua. Las sesiones de hidropilates duran 40 minutos, de los cuales 10 minutos se dedican al estiramiento, 15 minutos se dedican a pilates y se agregan 15 minutos de ejercicio cardiovascular.

Beneficios generales del hidropilates:

  • Espalda, abdomen, brazos y piernas se ven fortalecidos y además, recuperan flexibilidad
  • Disminución del dolor y espasmos musculares
  • Aumento de la fuerza y de la amplitud y movilidad articular
  • Bienestar psicológico, reducción del estrés y sensación de relajación
  • Mejora de la respiración
  • Corrección postural y mejora de la coordinación motora
  • Estimulación del sistema circulatorio y la oxigenación de la sangre

El hidropilates está recomendado especialmente para personas que sufren lesiones o problemas musculares, embarazadas (ya que el agua alivia parte del peso que soportan y facilita la consecución de ejercicios), tercera edad y quienes quieran realizar una actividad física de bajo impacto, pero que les garantice buenos resultados.

El hidropilates no tiene contraindicaciones, ya que los ejercicios se realizan lentamente, con música y la calma del agua caliente.