La Natación | Actividad Relajante y Completa

Post Type

La Natación


Por todos es conocido que la natación es uno de los deportes más completos y que más beneficios aporta a la salud debido a que permite ejercitar todos los músculos del cuerpo de manera sincronizada.

La natación resulta, generalmente, mejor ejercicio que los que se pueden practicar en otros medios, porque la capacidad para flotar en el agua te ayuda a evitar los golpes y lesiones propios de muchos deportes en los que el contacto y la carga del peso de nuestro cuerpo los hacen más arriesgados.

En el agua el peso de una persona aproximadamente equivale al 10% de su peso y el margen de movilidad es mucho mayor, sobre todo para las personas que más necesitan ponerse en forma y tienen limitada su movilidad. Por ejemplo, nadar puede ser un ejercicio ideal para embarazadas, para personas con artritis, para quienes padecen problemas de espalda o de peso (entre otros).

Pero, además de los numerosos beneficios de mejora o mantenimiento físico, la natación puede ser una auténtica terapia relajante. El contacto con el agua, tanto en verano como en invierno, te aporta, por lo general, una sensación agradable, un momento ideal para liberar tensiones y combatir la ansiedad. Además, hoy en día existen artículos que ayudan a que la natación se practique con un plus de relajación e incluso evitando ciertos esfuerzos físicos, como los tubos flotadores, las tablas e incluso reproductores de música especialmente preparados para utilizarlos en el agua.

Por tanto, de entre los beneficios de la natación, a nivel relajante, podemos destacar: reducción del estrés, mejora los estados de ansiedad, aumento de energía, liberar tensiones provocadas por los problemas cotidianos…

Un ejercicio recomendable para relajarte es dejar el cuerpo en decúbito prono (boca arriba) en posición estática o realizar movimientos grandes en el agua, de una manera lenta y suave. Este ejercicio te ayudará a revitalizar los grandes grupos musculares a la vez que te brindará una bienestar general.

Nadar es una actividad practicable por personas de cualquier edad y con cualquier grado de forma física. Sólo necesitas bañador y quizás unas gafas y un gorro. ¿A qué esperas para ponerte a practicar esta actividad tan completa?