Snorkeling | Otra forma de relajación en el agua

Post Type

Snorkeling


El snorkeling es una modalidad de buceo en la que, como su nombre indica, el buceador utiliza un tubo de buceo o snorkel, que le permite respirar sin necesidad de tener que salir a la superficie ni de utilizar botella de buceo.

A diferencia de las actividades subacuáticas más complicadas, como la inmersión con botella de oxígeno que requieren de una preparación previa, el snorkeling se practica por diversión y es apta para todos los públicos.

El mar es un medio maravilloso que puede aportarnos mucha belleza y momentos especialmente relajantes y divertidos. El buceo en general y el snorkeling en particular suele ser una actividad en la que el silencio o el bajo nivel de ruido son protagonistas, algo que junto a la espectacularidad de la fauna marina y lo atractivo de todo lo que el mar oculta bajo sus aguas, hace que esta actividad sea un aporte antiestrés y de evasión como pocas.

El snorkeling debes practicarlo preferentemente en aguas poco profundas y calmadas, para así obtener mayor visibilidad, ya que en aguas turbias, la visibilidad estará completamente restringida. Es por esto que el snorkeling no sólo se ciñe al medio marino, sino que también es practicable en ríos, lagos…

Para practicar snorkeling se necesita un sencillo kit, que puede variar según el nivel al que se quiera llevar su práctica:

  • Tubo de buceo: esencial para que hablemos de snorkeling
  • Máscara: el snorkel se utiliza sujeto a la máscara de buceo, situado en la parte izquierda
  • Aletas (opcionales): permiten nadar mejor y más rápido, lo que puede permitir seguir en ocasiones el ritmo de la fauna marina
  • Traje de buceo (opcional): en caso que el agua esté muy fría, se recomienda utilizarlo, aportando también un plus de ligereza para moverse por el agua

Para los amantes del snorkeling, existen opciones de vivir experiencias con añadido de emociones, como puede ser ‘practicar snorkeling en la oscuridad de la noche’: equipados con un foco de luz y una luz química de localización (para que en todo momento se pueda vivir la actividad sin ningún peligro), la experiencia nocturna bajo el agua es inolvidable y especialmente relajante. Descubrirás el verdadero color de los corales y tendrás la oportunidad de observar la luna y las estrellas reflejadas en el mar.

Aunque el snorkeling es una actividad que no entraña riesgos, conviene seguir una serie de normas básicas:

  1. No te alejes en solitario, es conveniente que otra persona te acompañe para que en caso de necesidad, uno de los dos pueda pedir ayuda.
  2. Para los trayectos largos se recomienda llevar consigo el chaleco salvavidas inflable o una tabla flotante. De ese modo en caso de cansancio se conseguirá nadar con menos esfuerzo e incluso parar para descansar.
  3. No debes zambullirte en el agua fría inmediatamente después de haber tomado el sol durante largo rato.
  4. Si no vas a utilizar traje de buceo, aplícate abundante protector solar resistente al agua en todo el cuerpo.
  5. En el caso de que no te sientas seguro, recurre a los consejos de un experto o instructor de submarinismo, que además podrá servirte de guía para admirar la belleza natural que existe bajo el agua.

Su facilidad para practicarlo ha convertido el snorkeling en una actividad cada vez más extendida, muy relajante y que permite descubrir la riqueza del fondo marino. ¡Este verano, atrévete a descubrirlo!