Stretching para embarazadas

Post Type

Stretching | Embarazadas


El stretching se basa en las virtudes del estiramiento, como explicamos en el artículo ‘¿Qué es stretching? | Las virtudes del estiramiento‘ Así, el stretching ha desarrollado una serie de técnicas de estiramiento que permiten a las futuras madres lograr mayor elasticidad en los músculos, mejorar la movilidad de las articulaciones y eliminar las contracciones debidas al estrés, al cansancio o al peso de la barriga.

Los estiramientos son una forma de ejercicio físico que mejora el tono muscular, la elasticidad y la amplitud de movimientos, son ejercicios que los deportistas realizan como paso previo a una competición, con el objetivo de aumentar el rendimiento y reducir el riesgo de posibles lesiones.

Los ejercicios consisten en una serie de movimientos lentos y suaves, acompañados de respiraciones profundas que ayudan a las futuras madres a corregir las posturas equivocadas que adoptan y a relajar los músculos del cuello y de las piernas, que a menudo están contraídos por la tensión. Además, durante los últimos meses de embarazo el ejercicio físico permite llegar en forma al parto: la agilidad de los músculos hace que el trabajo del parto resulte más ágil y menos fatigoso.

El stretching es una técnica que permite coger confianza con el propio cuerpo y reflexionar sobre una misma y sobre el bebé. La finalidad de los cursos de stretching para mujeres embarazadas es ayudar a las futuras mamás a vivir de una forma más serena esta fase de su vida.

Este tipo de cursos se inician en el séptimo mes de gestación, aunque es preferible realizarlo desde el inicio del embarazo. Durante los primeros meses, se puede desarrollar una actividad física más intensa y preparar al organismo para que afronte con mayor eficacia los cambios del embarazo. Los encuentros suelen durar una hora y media y prevén un espacio dedicado a la conversación y al intercambio de experiencias entre las participantes. La actividad física se inicia con ejercicios que buscan la relajación del cuello, la espalda y las piernas, siguiéndoles los de alargamiento de músculos y la preparación del periné.

Los ejercicios de stretching para mujeres embarazadas son diferentes a los practicados de forma más generalizada en los gimnasios, ya que se adaptan a las exigencias de las futuras mamás.

El stretching está contraindicado cuando existen complicaciones como amenaza de aborto y contracciones. Si la futura mamá tiene ciática o problemas en las piernas, no es necesario que renuncie al stretching, puede acordar con el instructor ejercicios personalizados que tengan en cuenta sus trastornos y que le ayuden a aliviarlos.

Puedes conocer más detalles sobre el stretching para embarazadas en centros de yoga o gimnasios que impartan clases especializadas para gestantes.