Beneficios de la playa | Para mente y cuerpo

Post Type

Beneficios de la playa


El mero hecho de pensar que estamos en la playa, a la mayoría nos provoca sensación de bienestar: tumbados en la arena, con el sonido de las olas de fondo, sintiendo la brisa en nuestra piel…

Los beneficios de la playa no son sólo a nivel psicológico, ya que el sol, el agua salada, la arena y la temperatura ejercen una influencia muy positiva también en nuestra salud física. A continuación se describen algunos de ellos:

1. Humedad. En la playa y sobre todo cuanto más nos acercamos a la orilla se produce una especie de “microclima” con un grado de humedad ideal para mejorar afecciones de tipo asmático y alérgico, además de respirar aire puro y libre de humo. El viento moderado también tiene un efecto revitalizante y activador.

2. Arena. Caminar descalzo por la arena favorece la relajación y provoca un efecto sedante que libera estrés, además de constituir un excelente ejercicio para las piernas, porque en esta superficie los músculos del pie se esfuerzan de manera armónica. Sin olvidar que la arena es el mejor exfoliante natural. Si además caminamos por la orilla del mar, los beneficios se multiplican, ya que a los antes indicados, el agua fría hará que se active nuestra circulación.

3. Sol. Es una fuente de salud siempre que se sigan las recomendaciones médicas sobre la exposición solar. Es necesario para producir vitamina D, relacionada con el metabolismo del calcio. Además los baños de sol estimulan la producción de células en la médula ósea, mejoran el tono muscular y favorecen la utilización de oxígeno en el metabolismo celular.

4. Agua del mar. En ella se pueden encontrar más de 89 elementos esenciales que también están en nuestro organismo, por lo que está especialmente indicado para estimular la circulación sanguínea, mejorar problemas dermatológicos y aliviar dolencias de las articulaciones. Es un excelente depurativo tanto físico como mental ya que un baño en el agua de la playa ejerce un efecto antiestrés.

5. Relax. Ayuda en caso de depresión, ansiedad, insomnio u otros tipos de trastornos similares, además que desconectas de todo y te permite volver a casa relajada y con las pilas cargadas.

Y tú, ¿has ido ya este año a la playa?