Destino Relajación | El Jerte en Flor (El Valle del Jerte)

Post Type

El Jerte en Flor


Durante las dos últimas semanas del mes de marzo y la primera de abril y a poco más de tres horas en coche de Madrid, se produce todo un espectáculo de la naturaleza: la floración de miles de cerezos en el Valle del Jerte, en el norte de Cáceres, lo que traslada al visitante a uno de los lugares más bellos de España.

El cerezo es un árbol frutal cuyas plantaciones cubren prácticamente todo el Valle, desde las zonas más bajas, en los alrededores de Navaconcejo o Cabezuela del Valle, hasta las zonas más altas, en Tornavacas, ya cerca del puerto que enlaza la provincia de Cáceres con la de Ávila.

Hay que decir que las fechas exactas de la floración no se pueden predecir ya que depende de la meteorología que ha habido durante el invierno. Pero, en general, para disfrutar de los paisajes blancos que nos brindan los cerezos en flor, se tiene que ir a finales de marzo o principios de abril.

Lo ideal para ver los cerezos es subir por las carreteras de ambas laderas del Valle. Desde estas carreteras se accede a las pistas asfaltadas que entran por las plantaciones, de forma que nos encontramos directamente envueltos por las flores blancas de los cerezos. Si te detienes en los huecos que hay en estas pistas puedes disfrutar de un magnífico paisaje.

La parte más alta del Valle suele ser la que tiene menos cerezos en flor. Un buen lugar para fotografiarlos y tocarlos puede ser la garganta de Becedas, un camino rural que se toma antes de salir de Tornavacas.

Para saber cuál es el mejor momento para verlos este año, tienes que estar atento a la información que se actualiza continuamente en la web oficial de la Oficina de Turismo del Valle del Jerte.

Puedes aprovechar el viaje al Valle del Jerte para ver otros atractivos turísticos de la zona, como la característica arquitectura rural de alguno de sus pueblos, sobre todo Cabezuela del Valle, Jerte, Rebollar o El Torno. O también aprovechar para hacer alguna de las rutas de senderismo, en especial la que te lleva a la preciosa Garganta de las Nogaledas.

Además, muy cerca del valle tienes otros atractivos turísticos, como visitar la histórica ciudad de Plasencia, el Monasterio de Yuste, o el pueblo judío de Hervás, en el colindante Valle de Ambroz.

Para completar el fin de semana de relax puedes pasear entre los cerezos a caballo. Además de las rutas, los niños pueden divertirse en el Parque de Aventura Valle del Jerte que propone divertidos y emocionantes circuitos instalados en los árboles que te permiten ir de árbol en árbol sin tocar el suelo, atravesando puentes tibetanos, escaleras, tirolinas, saltos de tarzán, redes, túneles y un sinfín de aventuras.

Ya sabes, si eres un amante de la naturaleza y quieres pasar un fin de semana de relajación, no puedes perderte este espectáculo primaveral que sucederá en pocas semanas.