DESTINO RELAJACIÓN: El Monasterio de Piedra

Post Type

El Monasterio de Piedra


Se trata de un antiguo monasterio y el parque natural en el que está ubicado y al que da nombre. El Monasterio de Piedra se encuentra en la población de Nuévalos, muy cerca de Calatayud y a poco más de 100 km de la ciudad de Zaragoza y ubicado en la provincia de dicha ciudad.

Monaterio-de-piedra-foto2Es un paraje natural singular que hacia el año 1200 atrajo la atención de unos monjes del monasterio catalán de Poblet a los que el rey aragonés Pedro II el Católico les encargó la fundación de un nuevo convento.

Fueron estos monjes los precursores de lo que luego se conocería como el Monasterio de Piedra, una gran abadía de la orden del Císter, dedicada al rezo y la contemplación de la naturaleza que fue adquiriendo poder durante casi seis siglos, pero en 1835 la Desamortización de Mendizábal obligó a esta comunidad a abandonar el recinto.

Hoy, tras muchas reformas, el viejo monasterio se ha reconvertido en hotel, ideal para un retiro en plena naturaleza y relajarse.

Pero lo que más llama la atención de este paraje es el Parque Natural del Monasterio de Piedra, que nos ofrece una de las experiencias más gratificantes que se puedan encontrar en el mundo, a través de un recorrido por un vergel insólito en torno al agua, sus cascadas y sus grutas. Decía la revista inglesa Fraser’s Magazine, en un artículo publicado en el año 1871, que es “una excursión a una de las curiosidades naturales más extraordinarias de Europa”.

Monaterio-de-piedra-foto3La corriente del río Piedra ha modelado la roca formando lagos, grutas y cascadas. Podrás descubrir hermosos parajes como el Lago del Espejo, pasando por la Peña del Diablo o la impresionante cascada de 50 m. de altura denominada Cola de Caballo, que oculta una espectacular gruta natural, la Gruta Iris y disfrutarás de las numerosas cascadas del parque.

Un lugar paradisiaco que se recorre mediante rutas debidamente señalizadas y accesibles en dos horas y media y que permite disfrutar de un paraje natural sin precedentes.

También puedes acudir a una de las instructivas charlas del Centro de Interpretación de la Naturaleza. Centrado en las aves rapaces, ofrece un espectáculo del vuelo de las mismas que deja boquiabiertos a niños y adultos por igual. Los más pequeños disfrutarán, además, viendo los enormes peces en el paseo por el parque, ya que también cuenta con una piscifactoría donde aprenderán más sobre estos animales.

Por otro lado, quienes prefieran otros aspectos lúdicos pueden elegir entre paseos a caballo, en bicicleta o senderismo. Y si buscas más relax, puedes elegir entre los balnearios cercanos.

En resumen, sea para un día o un fin de semana, este lugar es un oasis de tranquilidad para aquellos que deseen escapar del estrés, o simplemente para pasar un día distinto en familia.