Bonsáis | Un afición relajante que enamora

Post Type

De entre muchos hobbies que se pueden elegir para relajarse o combatir el estrés, el mundo de los bonsáis tiene un encanto especial, quizás por tratarse de una afición en la que se establece una relación con las plantas que, como nosotros, son seres vivos.

El mundo del bonsái está considerado todo un arte, debido sobre todo al tiempo, la constancia y el cuidado que se le dedica. Como resultado de un buen hacer, se obtienen auténticas maravillas que parecen haber sido clonadas de un árbol de tamaño normal.

Cuando oyes la palabra ‘bonsái’ de inmediato te viene a la mente la idea de árbol pequeño y de cultura asiática. Realmente, la palabra bonsái es una palabra japonesa compuesta por la palabra ‘Bon= bandeja’ + ‘Sai= naturaleza’, que dicho de un modo coloquial y recurriendo a su etimología de origen chino, podríamos decir que se trata del ‘cultivo en un recipiente’.

Aunque del arte Bonsái se conocen antecedentes ya en Egipto, se le considera de origen chino, por ser quienes comenzaron a divulgarlo, si bien es cierto que tal y como hoy se le conoce es gracias al pueblo japonés, por su forma de concebirlo y vincularlo con el sentir más profundo del ser humano, siendo además quienes comenzaron a utilizar sus típicas bandejas, en sustitución de las macetas que utilizaba el pueblo chino.

Foto de un bonsáiEl sentido más básico y profundo del arte Bonsái radica en la capacidad de crear un árbol de tamaño pequeño, contenido en un recipiente, e ir dándole forma para que vaya creciendo con el aspecto ideal para quien lo está cultivando. Con esto, su creador busca obtener plenitud y belleza, tanto para él como para quienes lo observen. Es importante recordar que detrás del arte Bonsái está la influencia de la filosofía del zen.

Tanto el estilo como el diseño son factores muy importantes en el desarrollo de un Bonsái. Para ello existen diferentes técnicas que permiten al creador dar la forma deseada a su miniatura. Entre las técnicas que permiten modelar estas miniaturas, destacan: el trasplante, la poda, el alambrado y el pinzado (entre otras).

Ahora que conoces un poco más de este arte, desde ‘relajaciónsinestrés.com’ te animamos a profundizar un poco más en sus orígenes y a no dejar pasar la oportunidad de conocer lo maravilloso que puede ser para ti, para liberar tu estrés y encontrarte contigo mismo durante la concepción de tus propias miniaturas de árbol con personalidad propia. Por algo el Bonsái se considera un arte que trasciende más allá de la botánica.

Hoy en día existe multitud de material documental, tanto audiovisual como escrito, además de talleres-escuela que te enseñan de primera mano cómo llevar a cabo el arte Bonsái de forma óptima. Así que no lo dudes y descúbrelo, porque además de una afición que te aporta relajación, seguro que te enamora.