Post Type

¿No sabes si apuntarte a clases de yoga o de pilates? ¿Tienes confusión acerca de las diferencias y similitudes entre estos dos métodos? Aquí te damos algunas respuestas para ayudarte a tomar la decisión.

El Yoga tiene como objetivo unir la mente, el cuerpo y el espíritu y por tanto se considera terapéutico. Te permitirá tener más consciencia de la postura de tu cuerpo, su alineación y patrones de movimiento. El yoga hará que tu cuerpo sea más flexible y te ayudará a relajarte. Las razones principales por la qué la gente quiere o decide practicar yoga, son básicamente las de sentirse más en forma, tener más energía, ser más feliz y estar en paz.

Básicamente, el yoga consiste en la adopción de posturas (estiramientos y asanas), que relajan la tensión muscular y las articulaciones, mientras que conservan la salud general del cuerpo, teniendo como base la respiración.

El Pilates trabaja todo el cuerpo, haciendo hincapié en el control, precisión y concentración de la mente y el cuerpo. Los movimientos no se realizan con rapidez ni se repiten excesivamente, por tanto, la atención se centra en la calidad, no en la cantidad. Pilates es ideal para la prevención de lesiones y rehabilitación. Ayuda a generar un cuerpo más esbelto y tonificado, fortaleciéndolo y estirándolo de la cabeza a los pies (dando así lugar a unos músculos más esbeltos).

Básicamente, el pilates trabaja la capa más profunda de nuestros abdominales para reestructurar el cuerpo. Consta de 34 movimientos y combina ejercicios de suelo y aparatos.

Tienes que tener en cuenta que si lo que quieres es perder peso, ni con el yoga ni pilates lo vas a conseguir. Se estima que en una clase principiante de yoga (de unos 50 minutos) se pierden unas 145 calorías, mientras que en una de pilates de la misma intensidad, se estiman 175 calorías. Teniendo en cuenta que si corremos durante 50 minutos podemos llegar a quemar hasta 550 calorías, está claro que estas disciplinas tienen unos objetivos concretos, si bien, una práctica continuada diaria de las mismas, sin duda también pueden afectar a tus peso.

En general, tanto pilates como el yoga son una agradable manera de fortalecer los músculos, mantener tu cuerpo en forma, aliviar el estrés y conseguir una mayor flexibilidad.

La mejor recomendación es probar los dos métodos y ver cuál se adapta mejor a tus necesidades y habilidades.