Destino relajación | Ruta Rías Baixas (Galicia)

Post Type

Ruta Rías Baixas | Galicia


Entre bosques de leyenda y con el océano Atlántico siempre presente, el mar se adentra en la tierra formando a su paso paisajes deslumbrantes, playas excepcionales y espacios ecológicos de valor incalculable. Estos son algunos de los tesoros que te aguardan en esta zona de Galicia.

Las denominadas Rías Baixas, se encadenan entre Baiona y Fisterra. Son las de mayor extensión y las que de una manera uniforme se alargan de sudoeste a nordeste. Está formado por cuatro grandes rías que son la de Muros y Noia, la de Arousa, la de Pontevedra y la de Vigo.

A la entrada de la ría de Vigo, se encuentran las Illas Cíes, la joya del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Este archipiélago es un paraíso único, y sus aguas y rocas esconden tesoros en forma de flora y fauna de gran riqueza. Un paseo por sus senderos le permitirá descubrir arenales, cuevas y acantilados. Y, desde las Cíes, se puede dominar la entrada de toda la ría de Vigo, y disfrutar de sus atardeceres.

En la ría de Pontevedra y en sus riberas, el arte y la historia se combinan para placer del viajero. En sus márgenes se emplazan ciudades hermosas como Pontevedra; monasterios, como el de Poio; villas como las de Marín, que combina su destino militar con la pesca, o Bueu, claramente pesquera y marisquera; centros turísticos y residenciales como Sanxenxo, Portonovo o San Vicente de O Grove; y pueblos pintorescos como Aldán -emplazado en el fondo de su pequeña ensenada, apéndice de la de Pontevedra- o Combarro con sus típicos hórreos.
En la Playa de A Lanzada, un arenal de más de 4 Km. perteneciente a los ayuntamientos de O Grove y Sanxenxo, la regeneración del sistema dunar ha propiciado la pervivencia de una de las playas más paradisiacas y visitadas de Galicia.

Muy cerca se emplaza la Illa da Toxa, un espléndido recinto que cuenta con magníficas instalaciones hoteleras, construidas a principios de siglo.

La Ría de Arousa (Arosa), es por su riqueza biológica y tamaño la más importante del mundo, apreciándose fundamentalmente por la gran diversidad de pescados, mariscos y crustáceos que contienen sus aguas. Aquí podemos visitar uno de los humedales más importantes del territorio nacional que son las Dunas de Corrubedo, en Riveira. Esta región es la cuna del vino albariño, de reconocido prestigio internacional y destino turístico por excelencia de las Rías Baixas ya que la oferta de ocio es sumamente extensa: navegación, práctica de deportes acuáticos, pesca, senderismo y descanso termal.

Por último, La Ría de Muros y Noia que es, de todas las Rías Baixas, la menos urbanizada. Cuenta con dos núcleos principales de población que son la villa de Muros, abierta al mar desde tiempos medievales y Noia. En ambas la estructura serpenteante de sus calles que desembocan en pequeñas plazas en las que se alzan acogedores soportales y balconadas dan fe de su carácter señorial de tiempos pasados.