Sitios para visitar en Semana Santa

Post Type

Con la Semana Santa tan cerca, es probable que ya estés planificando una escapada. Mientras muchas personas apuestan por fijar sus destinos en ciudades donde esta fiesta religiosa se vive con fervor, otras optan por alejarse de todo signo religioso y aprovechar sus días de vacaciones como si de un puente cualquiera se tratase.

En esta ocasión, si eres de los que buscan vivir esta fiesta con fervor, a continuación te facilitamos un listado de algunos sitios para visitar en Semana Santa. Es un pequeño listado con algunas de las ciudades cuya Semana Santa cuenta con especial fama o relevancia y que en su mayoría tienen otorgado el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional:

  • Cáceres
  • Cartagena
  • Crevillente
  • Cuenca
  • Elche
  • Granada
  • Hellín
  • León
  • Lorca
  • Málaga
  • Medina de Rioseco
  • Medina del Campo
  • Murcia
  • Orihuela
  • Palencia
  • Salamanca
  • Sevilla
  • Valladolid
  • Zamora

Aunque en realidad, al margen de los títulos y para ser justos, son muchos los pueblos y ciudades de España que cuentan con el reconocimiento de miles de personas que año tras año llenan sus calles para disfrutar de sus celebraciones. Si preguntas en la provincia de Jaén, es probable que además de algunas de las procesiones de la capital de la provincia, también te mencionen la Semana Santa de las ciudades de Úbeda y Baeza, por el ambiente especial que se crea en sus calles empedradas, a la luz de los cirios. Pero si en lugar de Jaén, preguntas en Aragón, fácilmente te pueden mencionar los municipios de Calanda e Híjar, donde acontece un acto que no deja indiferente ni al más despegado de la Semana Santa, pues una milenaria tamborada, se adueña de sus calles con cientos de tambores y bombos, provocando sensaciones fuertes a todos los presentes con su imponente estruendo.

No cabe duda que cada comunidad autónoma, cada provincia, tiene ciudades y poblaciones en las que se puede vivir la Semana Santa con fervor. Por eso, las opciones pueden ser tantas como el modo de vivirlas, algo que está directamente relacionado con la idiosincrasia de cada pueblo, siendo el visitante foráneo el que debe ir descubriendo qué tipo de ellas le llenan especialmente o si, a lo mejor, en cada una encuentra algo que le hace sentir intensamente la Semana Santa.

Cabe añadir por último, que lejos de lo que se pueda pensar, hay muchas personas que sin tener un especial fervor por la Semana Santa, desde el punto de vista más religioso, también se dejan muchas veces contagiar por el ambiente de las calles, con aroma a incienso, para sentir más de cerca que están de vacaciones y que son unos días atípicos, que en muchas ocasiones se aprovechan para visitar a la familia y que ya de por si, no se trata de un puente cualquiera.