La autocrítica en una persona positiva

Post Type

La autocrítica


Creo importante transmitirte que ser positivo no implica necesariamente tener ‘fe ciega’ en todo lo que abordes o lo que se te presente por delante. El análisis, la meditación o la autocrítica, son algunos valores que no te deben faltar por muy positivo que seas.

Partiendo de la base de que todos cometemos errores, la autocrítica es esencial para cualquiera y no menos para una persona positiva. Algunos afirman que con el positivismo se pierde capacidad de autocrítica y verdaderamente, puede ocurrir que por falta de ella, no veamos otras alternativas que nos pueden llevar hacia la meta fijada con más probabilidad de éxito. La falta de autocrítica hace que no veamos con facilidad los errores cometidos y como dice Paulo Coelho: “Nacimos para cometer errores, no para fingir ser personas perfectas”.

Ser positivo y autocrítico no es incompatible. Afrontar cualquier reto con optimismo es un punto a favor de cara al esfuerzo y a la recuperación en caso de adversidad, pero la autocrítica ayuda a mantener los pies en el suelo y tener una perspectiva más realista de las cosas, de modo que un optimista autocrítico asume que las cosas pueden hacerse mejor en determinados casos.

Decir “no” a uno mismo es estar dispuesto a admitir que nos hemos podido equivocar o mejor aún, que ya hemos asumido el error y queremos aprender del mismo. No muchas personas están dispuestas a admitir sus errores y menos cuando uno pone especial empeño en una tarea. Reconocer los propios errores (la autocrítica constructiva) te ayuda a crecer como persona y a afianzar tu seguridad, ya que llevas la ventaja de asumir que los errores forman parte de la vida, por lo que cuando suceden, te causan menos impacto negativo que a otras personas.

Como en muchos órdenes de la vida, aquí también existen los extremos y en el lado contrario nos encontramos que otras personas ejercen la autocrítica de forma destructiva, viéndose afectadas su autoestima y confianza. Por lo general, el sentimiento de culpa aflora en este tipo de personas. También existen aquellas personas que son destructivas hacia los demás y cuyo comportamiento hace que aquellas personas más inseguras lleven al extremo su autocrítica, infravalorando muchas de sus acciones y decisiones sin darse el beneficio de la duda.

En definitiva, una postura inteligente es asumir y ser consciente de que los errores existen y existirán, porque forman parte de nuestra naturaleza. Partiendo de esa base, aplicar un poco más de realidad a las decisiones y sobre todo aprendiendo de los errores, te puede ayudar a ser una persona positiva constructiva.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*