Pon color a tu vida y no dejes que nadie la oscurezca

Post Type

Pon Color a Tu Vida


Mientras muchas personas se empeñan en ver sólo grises y negros y se apagan más fácilmente ante las adversidades, otros como el propietario del coche de la foto de cabecera, afortunadamente, ponen color a su vida.

Puede que la mayoría de nosotros no nos atrevamos ni a comprar ni a pintar nuestro coche de color rosa, pero a mi personalmente me encanta ver cómo, por encima de lo que puedan pensar los demás, hay personas que defienden su personalidad alegre hasta este punto.

Cuando queremos ver las cosas con color y alegría, siempre aparece alguien que nos dice eso de: “LA VIDA NO ES DE COLOR ROSA”. Como si no supiéramos que la vida no es de color rosa, pero por suerte somos libres e incluso tenemos la obligación, por nuestro propio bien, de dar color a nuestra vida e intentar rodearnos de lo que nos hace sentir bien.

No cabe duda que si estás en paro, has suspendido un examen importante o estás enfermo (cada situación con la importancia que merece) es más difícil ver las cosas desde una perspectiva alegre y colorida, pero piensa que psicológicamente tenemos asociados los colores a ciertas sensaciones y sentimientos. Por supuesto, no es lo mismo si los hospitales, aunque no dejan de ser hospitales, tuviesen las paredes pintadas de color negro.

En definitiva, con este artículo sólo pretendo animarte a que pongas color a tu vida y que si bien es cierto que la vida no es de color rosa, tienes la libertad de hacerla mucho más tuya, más agradable, más optimista. Y siempre que te sea posible, evita a esas personas que se empeñan en ver lo negativo, los grises y negros.

SI LA VIDA NO ES DE COLOR ROSA ¡PÍNTALA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*