Propósitos para el nuevo año | Menos planificación y más acción

Post Type

Propósitos para el nuevo año


Sólo han pasado algunos días del nuevo año y muchos ya pueden comprobar que los propósitos que tenían planeados se empiezan a incumplir, resultando de nuevo un problema el poder sacarles tiempo. ¿Quizás no es cuestión de tiempo? ¿Quizás también te ocurre a ti?

Todos los años nos hacemos promesas de cambio o mejora. Normalmente, reparamos en aquello que siempre queremos hacer pero que nunca hacemos: ir al gimnasio con constancia, aprender un idioma, dar más importancia a las cosas que lo merecen, llevar a cabo esa idea loca de la que siempre hablamos y nunca materializamos… pero el nuevo año comienza a quemar sus días y la inercia humana se impone.

El pensamiento positivo, en este caso, va para ti, que has dejado a un lado las promesas incumplidas y te has puesto manos a la obra, a ti que por fin has pasado de la intención a la acción.

No hay mayor avance que el propio avance, por pequeño que sea. De nada sirve tener un sueño si no se persigue y se lucha para conseguirlo, de igual modo que de nada sirve planificar, si no materializamos.

Por tanto, si tienes pensado apuntarte al gimnasio, deja de pensarlo y ¡hazlo! o si tienes un proyecto en mente que año tras año dejas pasar, deja de tenerlo en mente y ¡realízalo!, porque sólo las acciones provocan reacción. No des lugar a que llegue la próxima Navidad y te reproches no haber hecho nada de lo que te habías propuesto.

Un idea interesante para salvar esa barrera que te impide avanzar, es la de no hacerlo por tu cuenta; a veces, la unión estratégica con la persona o personas adecuadas, puede dar como resultado grandes avances, incluso para ir al gimnasio, si te pones de acuerdo con un amigo/a o un familiar, puede que te sea más fácil ser constante.

Finalmente, considero que está bien hacer planes para el nuevo año, pero siempre que tales planes no se conviertan en frustración por no poder materializarlos, y aquellas cosas que sabes que te hacen bien, no las pienses tanto, realízalas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*