¿Sabes realmente qué hizo Nelson Mandela? | ¿Por qué inspira positivismo?

Post Type

¿Qué hizo Nelson Mandela?


Ayer, 15 de diciembre, se dio el último adiós a Madiba, que era como llamaban en Sudáfrica al internacionalmente conocido y aclamado, Nelson Mandela. A raíz de su muerte y de la semana de ceremonias que se han celebrado para despedirle, me he preguntado si esa fama internacional de Nelson Mandela va acompañada de un conocimiento, aunque sea básico, del por qué fue y por qué es un referente de la lucha por las igualdades y sin duda, un icono del pensamiento positivo y la superación de barreras.

¿Qué fue el apartheid?


Para comprender mejor qué hizo Mandela, es imprescindible saber qué fue el ‘Apartheid‘, puesto que fue la injusticia contra la que luchó y en la que basó una parte muy importante de su vida.

Apartheid significa segregación/separación. En 1913, en la República Sudafricana dieron comienzo las medidas políticas que pretendían mantener la supremacía de la raza blanca sobre la raza negra, a pesar de ser la primera una minoría frente a la segunda e incluso frente a la raza mestiza.

Algunas de las medidas que se tomaron contra la raza negra fueron:

  • Prohibirles el acceso a la tierra (comprar, explotar…)
  • Prohibirles matrimonios mixtos
  • Segregación en las escuelas
  • Agrupar sus residencias en guetos
  • Prohibirles o limitarles el uso de determinados servicios públicos
  • y un largo y triste ‘etc’.

Nelson Mandela (referencia histórica)


1918: nace Nelson Mandela, quedando huérfano cuando aún era un niño. Su nacimiento se produjo cuando el Apartheid ya había empezado a aplicarse.

1944: con unos años ya de implicación en la vida política, Mandela se unió al Congreso Nacional Africano (CNA), ayudando a formar la Liga Juvenil de dicho congreso.

1948: Mandela ya se había licenciado en Artes e iniciado la Licenciatura en Derecho, aunque no la completó.

1952: Mandela, que ya destacaba dentro de la Liga Juvenil del CNA, es elegido Jefe Nacional de la Campaña de Desafío, apoyada también por el Congreso Indio de Sudáfrica. Dicha campaña se basaba en la desobediencia civil contra las leyes injustas, pero fue rápidamente reprimida por las autoridades.

1956: 156 líderes de la CNA y de sus aliados fueron arrestados, entre ellos Mandela, siendo la mayoría acusados de traición, lo que les tuvo inmovilizados cuatro años. Pero Mandela, lejos de achantarse, cada vez se iba haciendo más fuerte e inconformista.

1960: ocurrió la masacre de Sharpeville, en la que la policía mató a 69 personas desarmadas. Este fue el detonante para que, por primera vez, el país estuviese en estado de emergencia y el gobierno tomara la decisión de prohibir el CNA y el PAC (Congreso Panafricanista). Después de aquello, Mandela se vió obligado a vivir en la clandestinidad, pero sin cesar la actividad.

Pero el gobierno de la nación persistía con sus duras medidas, lo que llevó Mandela y a otros compañeros del CNA a apostar por la lucha armada. Así fue como nació el Umkhonto We Sizwe (MK), el brazo militar del CNA, con Mandela como Comandante en Jefe; sin duda, se trataba de una acción mucho más arriesgada que la llevada hasta entonces, basada en la resistencia pasiva y las huelgas. Inicialmente, la actividad del MK se basó en sabotear plantas de energía y comunicaciones con el propósito de ahuyentar la inversión extranjera y, al mismo tiempo, hacerse eco mundial de la situación en su país. Por otro lado, Mandela comenzó a viajar al extranjero en busca de apoyo internacional.

1962: Mandela fue capturado y acusado de incitación a la huelga y de haber salido ilegalmente del país, lo que le llevó a una condena de cinco años de prisión. Durante ese período, la policía encontró pruebas de las intenciones futuras de Mandela, con nuevos sabotajes, lo que llevó al famoso “Juicio de Rivonia”, donde Mandela pronunció el discurso que ha pasado a la historia como uno de los discursos más profundos y poderosos de la lucha por la igualdad y las libertades y donde Mandela aseguró estar preparado para morir por la causa.

En los años posteriores: la condena de Mandela fue ampliándose y durante los siguientes años, la lucha contra el Apartheid fue reducida por las autoridades del país.

1976: fue cuando generaciones más jóvenes volvieron a hacer ruido a nivel nacional, aunque las consecuencias para los “ruidosos” fueron contundentes, con prisión incluida. Esto sirvió de aliento para un Mandela que, a pesar de estar entre rejas, aprovechaba para ampliar sus conocimientos en derecho, estudiando la licenciatura, y no cesaba en su acción, dentro de sus limitaciones, para movilizar y concienciar al mundo de la sinrazón del Apartheid.

Pasaban los años: y Mandela ya era un famoso preso a nivel internacional, así como su número de prisionero, el 46664.

1984: cuando la movilización mundial contra el Apartheid fue notable, incluyendo revueltas en Sudáfrica y protestas internacionales. Ante las revueltas internas, el gobierno impuso un estado más severo de emergencia, con miles de detenidos. Aunque para entonces, hasta el gobierno sabía que Nelson Mandela provocaba más agitación estando en prisión que fuera de ella.

1989: Pieter Willem Botha, quien por aquel entonces era presidente del estado, se reunió con Mandela.

1990 (Febrero): Frederick Willem de Klerk, sucesor del anterior presidente del estado, tras 27 años de prisión, liberó a Nelson Mandela, con 72 años de edad.

1991: Nelson Mandela fue elegido presidente del CNA, sustituyendo a su histórico amigo y compañero de lucha, Oliver Tambo .

1993: Mandela, junto con el presidente que lo puso en libertar, Frederick Willem de Klerk, recibe el Premio Nobel de la Paz.

1994: tras las primeras elecciones democráticas para elegir presidente de Sudáfrica, Mandela, el hombre pasó 27 años en prisión, es elegido presidente.

A partir de ese momento: Mandela abolió todo resquicio del Apartheid, no con ausencia de miedos y tensiones por diferentes partes. En contra de lo que muchos blancos de Sudáfrica pensaban y de lo que algunas personas negras hubiesen deseado, Mandela no tomó una actitud revanchista, sino que se volcó de lleno en la reconciliación y aplicó el perdón a aquellos que antes no habían tenido reparo en perseguirle y encerrarle.

Dicen, que influido por su presencia en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, en los que fue invitado de honor, Mandela puso su esperanza y sus esfuerzos en el deporte y en concreto del rugby, para intentar unir a las razas de su país en un objetivo común, aprovechando los mundiales de rugby que se celebrarían en su país en 1995.

CONSEJO: ver la película ‘INVICTUS’, basada en esta época concreta de la vida de Mandela y en esa apuesta por el mundial de rugby de 1995 para unir a las razas de su país. (Película con dos nominaciones a los Oscars, dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon).

1999: Nelson Mandela se retiró como presidente, pero sin dejar de dedicarse a los demás. Así, continuó trabajando con el Fondo de Nelson Mandela para la Infancia y se creó la Fundación Nelson Mandela y la Fundación Mandela Rhodes.

Nelson Mandela | Pensamiento positivo


A Nelson Mandela no le hace grande sólo el haber luchado para conseguir los mismos derechos para su raza o el haber estado veintisiete años en prisión, a Nelson Mandela lo que le hace tan grande es el conjunto de todo ello, el hecho de dedicar la mayor parte de su vida a pelear por los demás, su capacidad de movilización, su coraje, su entrega, su fuerza, su constancia, su templanza y por supuesto, su capacidad para perdonar y de mirar a hacia adelante y de luchar por una conciliación de razas, a pesar de todo lo sufrido en sus propias carnes y su raza.

Por supuesto, Nelson Mandela siempre fue y será un referente de pensamiento positivo, porque es la prueba más auténtica de que luchar por algo en lo que se cree, acaba teniendo su recompensa, a pesar de las piedras e incluso muros, que se puedan encontrar en el camino.

Gracias Nelson Mandela, descansa en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*