Orgasmatrón | El masaje capilar ultrasensitivo

Post Type

Orgasmatrón


La mayoría lo conocemos por su peculiar forma y su peculiar nombre, que recuerda al famoso ‘orgasmatrón’ de la película ‘El dormilón’, dirigida por Woody Allen. De igual modo, el nombre de este utensilio se debe a las estimulaciones altamente placenteras que provoca en su contacto con el cuero cabelludo.

Su aspecto es similar al de una araña robotizada, de patas largas y cuerpo cilíndrico, sin embargo, el orgasmatrón está bastante alejado de la robótica, tratándose de un utensilio sencillo, hecho principalmente con cobre y materiales similares.

Sus patas metálicas y ligeramente flexibles en su unión, permiten abarcar a la vez diferentes puntos de la cabeza y el cuello. Los extremos de las patas que tocan la piel, tienen cabeza redondeada, lo que ofrece un contacto suave y agradable, permitiendo ejercer la presión en su justa medida.

A pesar de su estructura básica, el orgasmatrón ofrece un mundo de sensaciones a través de la cabeza, concretamente del cuero cabelludo, ya que está específicamente diseñado para masajear, mediante una ligera presión, ciertos puntos de la cabeza y el cuello.

El orgasmatrón ofrece varios beneficios, desde un masaje puramente placentero y relajante a una forma de mitigar dolores de cabeza y tensiones. Un masaje de pocos minutos, que alcance también al cuello será ideal para aportar relajación y estimulación.