Salterapia o Haloterapia | Combatir el estrés con sal

Post Type

El mar aporta muchos beneficios a nuestra vida ya que la atmósfera salina actúa a través de la piel y de los pulmones produciendo una aceleración del metabolismo, mejorando tanto la circulación sanguínea como el sistema linfático.

En la actualidad es posible disfrutar de todos estos beneficios sin necesidad de ir al mar, ya que podemos utilizar las llamadas cámaras de sal, es decir, la terapia conocida como Haloterapia.

¿En qué consiste este tratamiento natural?

Se trata de un tratamiento natural complementario que consiste en reproducir el microclima de las minas de sal subterráneas y respirar un ambiente saturado por micro‐partículas de sal roca 100% natural, de origen mineral.

Las instalaciones recrean “cuevas de sal”, con un microclima que aporta un beneficio semejante al que aportaban las antiguas minas de sal de Polonia, de donde tiene origen esta terapia y el primer lugar donde se certificaron clínicamente los innumerables beneficios naturales que la sal aporta a nuestra salud, aplicada de forma correcta.

Los usuarios se sientan en cómodas sillas dentro de una sala, donde las paredes, techo y suelo están cubiertos con al menos cuatro capas de sal. Por lo general, la sesión se acompaña con música relajante, creando un ambiente que invita a olvidarse de todo y desconectar del estrés acumulado.

¿Aplicaciones de la haloterapia?

Como todas las terapias que se mencionan en relajacionsinestres.com, la haloterapia tiene propiedades para combatir el estrés o conseguir relajarse. No obstante, se considera muy importante añadir también las aplicaciones que tenga para tratar problemas de salud de cualquier tipo, para que así puedas tenerlo en cuenta a la hora de optar por una u otra terapia. Por tanto, a continuación se detallan las principales aplicaciones de esta terapia natural:

  1. Pulmón y enfermedades respiratorias, como asma bronquial, bronquitis crónica, tos del fumador, fibrosis quística, enfisema, amigdalitis, otitis media y faringitis, tos, fiebre del heno, rinitis, sinusitis e infecciones virales repetitivas.
  2. Piel y enfermedades dermatológicas, como dermatosis, eczema y psoriasis.
  3. Salud mental, tal como estrés, fatiga y depresión.

Aunque en otros países como Estados Unidos, Italia o Alemania la haloterapia está muy extendida, en España su incidencia es aún muy excasa y a día de hoy sólo dos centros ofrecen este tratamiento natural: Halosalud (en Málaga) y Saltium (en Madrid). En ambos centros se utiliza la tecnología más avanzada a nivel mundial en halogeneradores.

A día de hoy los expertos en salud no han indicado contraindicaciones conocidas en la interacción medicamentos. La haloterapia es una forma natural de cuidar nuestra salud y sus beneficios hacen que sus adeptos aumenten año tras año, en busca de un mayor bienestar.