Ictioterapia | ¿Qué es?

Post Type

Durante siglos unos pequeños pececillos llamados peces Garra Rufa, han sido utilizados en ríos y piscinas termales de Turquía y Medio Oriente como tratamiento natural de curación de la piel y para la relajación. A este tratamiento se le conoce como Ictioterapia.

El hecho de que los peces Garra Rufa carezcan de dientes, es lo que hace a esta clase de peces la idónea para realizar esta terapia natural, ya que de este modo pueden remover de forma suave las capas muertas de la piel, depositando una enzima llamada diathanol, que dejando la piel rejuvenecida, fresca y saludable.

Cómo es una sesión de ictioterapia y qué sensaciones produce

La terapia en si consiste en sumergir los pies en el agua (de 10 a 30 minutos), donde están los pececillos Garra Rufa que de inmediato comienzan a hacer su trabajo. Una vez pasado el punto de agradable costilleo, los pececillos comienzan a actuar como masaje relajante y estimulante. Los pececillos devoran las durezas y la piel muerta, dejando una sensación inmediata de frescor y limpieza.

A esto se le une una sensación de bienestar relajante, debido a que la acción de los pececillos sobre la piel puede estimular, en cierta medida, los puntos sensibles de nuestros pies en relación con el resto de nuestro cuerpo.