¿Qué es la Hidroterapia?

Post Type

La Hidroterapia es uno de los tratamientos de salud más antiguos, que además lleva aplicándose desde hace muchos años por todo el mundo. Básicamente, la hidroterapia se basa en el uso del agua para el alivio y tratamiento de dolencias y enfermedades.

La temperatura, los tiempos de tratamiento y la presión con la que se aplica el agua influyen directamente en las propiedades terapéuticas de la hidroterapia. En el caso de la temperatura, a continuación se describen el tipo de propiedades según la misma:

  • El agua caliente (a temperatura soportable por nuestro cuerpo) es idónea por sus propiedades relajantes y, según afirman numerosos expertos, también estimula el sistema inmunológico.
  • El agua fría está especialmente indicada para la reducción de las inflamaciones.
  • El agua tibia puede ser utilizada para reducir el estrés, siendo especialmente relajante en un clima caliente.
  • Luego existe la alternancia de temperaturas dentro incluso del mismo tratamiento, para conseguir diferentes reacciones, como por ejemplo la estimulación y mejora del sistema circulatorio e inmunológico, alternando agua caliente y agua fría.

También se utilizan diferentes tipos de hierbas y aceites esenciales, que añadiéndoselas al agua o aprovechando algunas de sus cualidades, ofrece un añadido que complementa y aumenta el valor terapéutico del tratamiento. Hasta el vapor del agua, a determinada temperatura, ofrece la ayuda perfecta para que las diferentes propiedades de las hierbas utilizadas, hagan mayor efecto, tanto por la apertura de los poros de la piel como por facilitar su inhalación, según sea el caso, para tratar problemas respiratorios.

Las enfermedades que pueden beneficiarse de la hidroterapia son numerosas, destacando el alivio sintomático de la artritis, la distrofia muscular, la esclerosis múltiple, la parálisis cerebral… También está muy recomendada para el antes y el después de determinadas operaciones quirúrgicas.

En general, los baños en piscinas climatizadas utilizadas para la hidroterapia pueden ser una gran ayuda para todas aquellas personas con problemas de movilidad que no estén incapacitadas en su totalidad, desde problemas crónicos en extremidades u otras áreas del cuerpo, hasta lesiones puntuales por trabajo o prácticas deportivas.

Y por supuesto, la hidroterapia es un tratamiento idóneo para quienes buscan la relajación y el bienestar físico, prueba de ello es el aumento tanto de la oferta como de la demanda de un turismo entorno al mismo.