Técnicas Hidrotermales y Spa

Post Type

Técnicas Hidrotermales


La piel rodea todo nuestro cuerpo y es, por tanto, la barrera protectora entre nuestro organismo y el duro ambiente exterior. La piel preserva y conserva nuestra salud, pero no es una barrera infranqueable y también está sometida a estrés. Las siguientes técnicas hidrotermales son ideales para mantener la piel en su estado óptimo.

Peeling:

Es un tratamiento que provoca la descamación de la capa más superficial de la piel, eliminado las células muertas, renovándolas y mejorando su suavidad. Actúa tanto a nivel superficial como a nivel profundo.

A nivel superficial además del desprendimiento y eliminación de las células muertas, se consigue una limpieza de los folículos por lo que disminuye la formación de comedones, preparando la piel para recibir y asimilar mejor los productos cosméticos.

A nivel profundo facilita la microcirculación debido a la acción local del masaje, aumenta la oxigenación y la nutrición de las células, regenerando las nuevas.

Envolturas:

Después de un peeling, las envolturas son ideales. Las envolturas corporales eran originalmente un tratamiento de vendajes o envolturas de plástico, envueltas alrededor del cuerpo para causar la pérdida de peso rápida a través de la vasodilatación. Todavía se puede encontrar este tipo de “adelgazamiento” en algunos centros.

Hoy en día, una envoltura corporal es mucho más que lo mencionado. A base de delicados componentes y aromas sensuales, junto con sensaciones de calidez, suavidad y aromaterapia, podemos disfrutar de un peeling corporal de forma muy relajante.

Se puede utilizar barro, arcilla, algas o cremas aromatizadas al chocolate o vino. Estos productos se aplican sobre una zona concreta y luego se envuelve con mantas térmicas, toallas o vendas, durante 20 o 30 minutos, con el fin de mantener el calor. Finalmente, la envoltura se retira, se limpia el compuesto y se complementa todo el tratamiento con un masaje.

En general, estas técnicas favorecen también la circulación sanguínea y linfática, hidratan y tonifican la piel y ayudan al organismo a eliminar toxinas. En concreto, las envolturas con algas marinas también son ideales para mitigar el estrés y retrasar el envejecimiento, así como para eliminar las estrías y aliviar ciertos dolores musculares.