Terapia macrobiótica | Salud y Felicidad a través del estómago

Post Type

Terapia Macrobiotica


El yin es el lado flexible, fluido y frío de la naturaleza; el yang es el lado fuerte, dinámico y caliente. Hay elementos yin y yang en todo, incluidas las personas. La macrobiótica se basa en esta filosofía china. Esta forma de vida procede de una herencia rica que se originó en Tibet y China en una antigua filosofía en que la humanidad forma parte del entorno y del cosmos, y de que la salud y el buen juicio son un reflejo de nuestra apreciación, conexión y absorción del mundo que nos rodea.

El terapeuta macrobiótico intenta equilibrar los elementos yin y yang en cada persona dependiendo de los alimentos que caracterizan cada elemento. Las cualidades yin son la calma, creatividad y serenidad y las cualidades yang son la actividad, alerta, energía y precisión. Sugiere incrementar alimentos yin (frutas, verduras, frutos secos y semillas) a personas que sufran demasiado las características yang y alimentos yang (cereales, mariscos, pescado y legumbres) para alguien con demasiadas características yin. Al igual que sugiere ejercicios físicos adecuados para cada una de ellas.

El estilo de vida macrobiótico anima a vivir cada día de una manera feliz sin preocuparse por ideas o pensamientos negativos, hacer ejercicio cada día aunque sea el más simple, tratar de dormir lo mejor que se pueda, masajear el cuerpo para revitalizar la circulación, usar ropa de tejidos naturales, bañarse a menudo evitando duchas muy calientes y largas que ayudan a vaciar minerales del cuerpo, cuidar la piel evitando la cosmética química y no usar demasiado los aparatos eléctricos. Esta filosofía se ocupa de prevenir la enfermedad tratando al individuo en sus acciones y aspiraciones.

A la hora de crear un estilo de vida estable y armonioso las personas que utilizan esta terapia llevan a cabo cinco prácticas diarias:

  • Saludar a todo el mundo alegremente
  • Iniciar y mantener una comunicación con el entorno familiar
  • Compartir la comida más a menudo reuniendo gente alrededor
  • Dedicar tiempo a la paz y quietud ayudando y apoyando a los demás
  • Ampliar el círculo de amigos aunque sean de diferentes estilos de vida

Está demostrado que esta forma de vida fortalece el sistema inmunitario y mantiene la salud en individuos sanos, reduce la obesidad, previene problemas digestivos, elimina la fatiga y reduce la falta de concentración permitiendo tener más energía al cabo del día.

La macrobiótica ha evolucionado durante los años y ha pasado de ser un régimen estricto a incluir todos los elementos esenciales para una nutrición básica. La idea es que se puede vivir la vida en todo su potencial ayudado por una dieta que promueva la salud física y emocional.