Terapias complementarias que potencian otros tratamientos

Post Type

Terapias Complementarias


Cada vez más pacientes confían en las terapias complementarias para potenciar el efecto de los tratamientos. No se trata de métodos alternativos a los tratamientos tradicionales, sino de recursos que favorecen el éxito de los procesos terapéuticos, teniendo en cuenta tanto patologías físicas como implicaciones psicológicas y emocionales.

Algunas de estas terapias son:

Equinoterapia
Es una práctica de rehabilitación que utiliza al caballo como medio para generar en los pacientes mejoras psíquicas y motrices a través de la interacción humano-animal. (ver artículo)

Zooterapia
La terapia con animales o zooterapia se basa en el uso terapéutico de la interacción entre el ser humano y el animal, como es el caso de la equinoterapia. En los años 60, Boris Levinson, psiquiatra infantil que trataba a niños autistas, descubrió que la presencia de su perro durante las sesiones con niños afectados por problemas psíquicos favorecía su capacidad de comunicación. Eso fue lo que le llevó a escribir el libro “El perro como coterapeuta”.

Risoterapia
El médico estadounidense Patch Adams, descubrió en los años 70 que la risa tenía efectos similares a los analgésicos y que actuaba como una especie de anestésico. Hoy en día, se aplica en muchos hospitales, sobre todo con niños. Esta terapia hace sentir al paciente más relajado y casi como en casa, constituyendo una medicina de por sí. Algunas organizaciones, como la Fundación Theodora y sus Doctores Sonrisa (payasos), hacen una labor impagable ya que distraen y hacen soñar a los niños, ayudándoles a usar la imaginación para evadirles de su condición de pacientes.

Musicoterapia
La musicoterapia utiliza el sonido como instrumento de comunicación que ayuda a los pacientes a expresar sus emociones de forma no verbal. Muchas veces se emplean instrumentos convencionales y cotidianos (como tapas o platos) o inventados por el musicoterapeuta, capaces de estimular una mayor interacción. Estos instrumentos se combinan con los convencionales, es decir, los ya conocidos, tales como como el xilófono o las maracas.

Una de las principales misiones de las terapias complementarias es la de alejar lo máximo posible las preocupaciones y el estrés emocional que una enfermedad puede provocar en los pacientes. Se trata de ayudar a sobrellevar mejor la enfermedad y a potenciar los efectos beneficiosos que los tratamientos médicos aportan, ya que el organismo y la mente están relacionados y como afirman numerosos expertos: aunque no es definitiva una actitud alegre y positiva para la cura de una enfermedad sí puede ayudar a fortalecer las defensas y por tanto a facilitar la recuperación.