Beneficio del aceite de argán utilizado en los masajes

Post Type

Aceite de argán


El Argán (Argania Espinosa) es un árbol único en el mundo. Originario de Marruecos, crece de forma silvestre en las zonas áridas y semiáridas del sureste del país y se le conoce como el ‘Árbol de la Vida’. Su fruto de color verde se asemeja a una aceituna gigante y contiene unas pequeñas semillas que se rompen a mano con dos piedras para extraer un fino aceite dorado.

La composición de este aceite es de un 80% de ácidos grasos esenciales (50% ácido linoleico, 15% ácido alfalinoleico, 12% ácido oleico, 1% ácido araquidónico, 3% ácido gammalinolenico). Además contiene grandes cantidades de tocopheroles o vitamina E (casi 3 veces más que el aceite de oliva) y phytosteroles (D-7steroles).

Es conocido desde hace siglos en Marruecos por sus propiedades cosméticas, farmacéuticas y dietéticas. Veamos todas las cualidades de este líquido dorado:

  • Su principal función como aceite es la de nutrir la piel al aportar ácidos grasos esenciales
  • Como hidratante para la piel ayuda a restaurar la barrera cutánea y a neutralizar los radicales libres
  • Regenera la piel, por su acción antioxidante, por lo que es un gran aliado en marcas producidas por el acné, la varicela o en cicatrices
  • Previene el envejecimiento cutáneo, debido a las agresiones externas como el sol, el estrés o el tabaco
  • Para el tratamientos de uñas quebradizas y para los cabellos secos y frágiles, dándoles brillo
  • Es perfecto para la delicada piel del bebé, ya que alivia las rojeces y la irritación, aportando suavidad y tersura
  • Suaviza la piel de las embarazadas y previene la aparición de estrías
  • Alivia la sensación de ardor, picor, quemazón y tirantez producidos por las quemaduras solares
  • Para los labios, igualmente es altamente hidratante, sobre todo para los labios que se agrietan fácilmente, dándoles elasticidad
  • Es ideal en masajes corporales, porque nos permite unir el placer sensual del masaje con el beneficio de la vitamina E, aportando hidratación, nutrientes y suavidad a la piel después del baño o de la ducha. Se le pueden añadir esencias aromatizantes para una verdadera sensación spa. Contrariamente a otros aceites, no engrasa la piel por lo que una simple aplicación y un suave masaje circular consiguen su total penetración al cabo de un par de minutos

Si todavía no conoces o no has disfrutado de un masaje con aceite de argán, es un momento estupendo para descubrirlo, y si ya lo conoces, es el momento perfecto de repetir.