Masaje Thai | Masaje de estiramientos y profundidad

Post Type

Thai | Masaje tailandés


El masaje tailandés, que es parte de la medicina tradicional japonesa, tiene su origen en la India, en los tiempos de Buda. Las posturas y los estiramientos recuerdan a los movimientos del yoga, por lo que es un trabajo corporal profundo que ayuda a restablecer nuestra energía vital y a reequilibrar los aspectos físicos, mentales y emocionales.

Las técnicas utilizadas en el masaje thai son básicamente presiones y estiramientos. Las presiones se realizan con los dedos, las manos, los pies, los codos y las rodillas y siguen las líneas energéticas del cuerpo. Los estiramientos nos permiten recuperar flexibilidad y alcanzar una relajación profunda.

La presión rítmica, lenta y profunda es muy placentera, que alternada con la respiración y el silencio interno del masajista, proporciona una profunda relajación a quien lo recibe, siendo una de las señas de identidad de ésta joya de los masajes orientales.

En el masaje tailandés el masajista guía al paciente para cambiar sus posturas, partiendo de frente (decúbito supino), luego de costado, tendido boca abajo, para luego finalizar con la persona sentada en el tatami o colchoneta. La duración de esta terapia oscila entre una hora y dos horas y media y se realiza sin aceites ni cremas, con el paciente vestido con ropa cómoda que permita el movimiento.

Esta técnica ancestral aúna los beneficios del masaje junto con los beneficios del yoga:

  • Aumenta la capacidad de atención y mejora la memoria
  • Regula el funcionamiento endocrino
  • Aumenta la flexibilidad de la musculatura, los ligamentos y tendones, de modo que previene lesiones musculares y tendinosas
  • Favorece la circulación sanguínea, linfática y el correcto funcionamiento del sistema nervioso, a la vez que libera tensiones y contracturas
  • Aumenta la capacidad respiratoria
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Equilibra el cuerpo, mejorando los estados de ánimos
  • Disminuye el estrés

En la aplicación del masaje thai hay que tener precaución con las personas que padecen de osteoporosis avanzada y quienes tengan prótesis en caderas o rodillas. Para ellas, el masaje se puede realizar, pero con pequeñas variaciones. No hay ningún problema para las mujeres embarazadas, siempre y cuando su médico haya certificado un embarazo normal y hayan superado los tres meses de gestación.