Turismo de lujo | Rodeado de agua color turquesa

Post Type

Turismo de Lujo


Mientras la mayoría de los que se van de vacaciones de verano lo hacen a los lugares más habituales y en condiciones más o menos iguales, existe una oferta vacacional veraniega que está al alcance sólo de unos pocos.

Aunque cierto tipo de vacaciones, por muy exclusivas que sean, no son deseadas o no entran en los planes iniciales de todos los turistas, lo cierto es que si pudiésemos conocer en qué consiste una experiencia vacacional de ese tipo y pudiéramos permitírnoslo, teniendo en cuenta el ritmo estresante que llevamos hoy en día, muchos escépticos le encontrarían el encanto de inmediato.

El Caribe, la Polinesia Francesa y otras islas similares de todo el mundo ofrecen un tipo de retiro de lujo que, como mínimo, a todos nos maravilla por los paisajes y lo idílico del lugar: bungalows individuales que se adentran en el mar y permiten a los clientes vivir una experiencia única, donde la tranquilidad se une al privilegio y el encanto de estar rodeados de un mar cristalino, con poca profundidad y en muchos casos un azul turquesa que hace del lugar un auténtico paraíso.

En ocasiones se trata de bungalows que no están metidos en el mar pero que cuentan con una estancia que sí lo está (como ocurre en la foto de arriba), y que permite a los clientes disfrutar de almuerzos, cenas, sol y agua, con una tranquilidad y privacidad únicas.

Estos bungalows suelen contar con un servicio individualizado para cada cliente, algo que los encarece aun más, pero que es casi necesario por cómo están distribuidos. Además, ofrecen servicios tan exclusivos como masajes y otro tipo de tratamientos en la propia habitación.

Si te animas a pasar unos días de relajación absoluta, un retiro paradisíaco alejado de las grandes multitudes, puedes por ejemplo, reservar habitación en el hotel Meridien Bora Bora, ubicado en la Polinesia Francesa, el cual dispone de bungalows rodeados de aguas color turquesa, exótica fauna marina, mucho sol y una tranquilidad antiestrés única. A partir de unos 550 euros la noche podrás vivir tu sueño relajante en uno de estos paraísos y realizar, si lo deseas, multitud de actividades complementarias antiestrés (desde yoga hasta buceo o paseos en barca).