Escapadas de lujo y escapadas estándar | Algunas diferencias

Post Type

Escapada Lujo vs Escapada Estándar


Por suerte, desde hace mucho tiempo, viajar ya no es sólo algo reservado para la gente con mucho dinero, pero sigue habiendo diferencias entre una escapada estándar y una escapada de lujo, ya que en esta última se tiene al alcance servicios y actividades únicas, que a muchos les gustaría probar al menos una vez.

Quizás habéis visto uno de esos documentales en los que viajan a una ciudad y comparan cómo se puede disfrutar de ella ‘con mucho dinero’ y ‘con poco dinero’. Ahí es donde vemos pequeños y grandes detalles que la mayoría no tenemos al alcance o, en todo caso, podemos disfrutar de ellas en muy contadas ocasiones, si acaso.

Algunas de estas diferencias empiezan por la estancia, que mientras en la mayoría de los casos se trata de habitaciones de hoteles estándar o incluso habitaciones no tan cómodas, la gente con mucho dinero se hospeda en auténticas estancias de lujo, donde no les falta detalle y donde cualquiera podría hacer vida todo el año como vivienda habitual (como describíamos en nuestro artículo: ‘Suite de lujo para relajarse‘).

Y aunque quizás la estancia es una cuestión asumida a la que verdaderamente a mucha gente no le da tanta importancia, sí existen otras actividades que seguramente muchos disfrutarían con gran agrado:

  • Sobrevolar la ciudad, en helicóptero o en globo, de día y de noche,
  • Disponer de un chofer que, si lo necesitas, te lleve a cualquier punto de la ciudad sin preocuparte del tráfico,
  • Almorzar o cenar con las mejores vistas a la ciudad o a una parte especialmente apreciada de ella,
  • Visitas, excursiones y actividades que no entran en el presupuesto de un viaje estándar, como un concierto en la Scala de Milán, una fiesta en un barco a la luz de la noche de París o un partido de la NBA en primera fila (ver artículo: ‘En primera fila es un lujo‘),
  • Degustar los mejores vinos y productos de la tierra,
  • Comprar estupendos regalos para los familiares y amigos,
  • Etc.

En realidad existen muchas actividades que sólo quienes tienen dinero pueden llevarlas a cabo y aunque no sean determinantes para disfrutar de una ciudad, sin duda te permiten hacerlo de forma diferente y especialmente intensa. Sirva como ejemplo la foto del artículo, en la que se va a disfrutar de un almuerzo a los pies de los canales de Venecia que, obviamente, dista mucho de la experiencia de almorzar en un restaurante de comida rápida.